Acepta Morelos recomendación sobre fosas

El gobierno estatal solicitará a la CNDH recomiende a todas las instancias de procuración de justicia unifiquen los protocolos de actuación en materia de fosas comunes en el país.
Peritos realizan trabajos de exhumación en uno de las fosas clandestinas de Tetelcingo.
Fosas Tetelcingo. (Cuartoscuro | Archivo)

Cuernavaca

El gobierno de Morelos anunció la noche de este domingo que aceptó la recomendación 48/2016 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sobre fosas comunes.

Dijo que solicitará formalmente a la CNDH recomiende a todas las instancias de procuración de justicia unifiquen los protocolos de actuación en materia de fosas comunes en el país, con lo que establece la ley y los tratados internacionales establecen.

A través de un comunicado, el Poder Ejecutivo que encabeza el perredista, Graco Ramírez, indicó que dicha propuesta busca "transparentar y regularizar las diversas fosas comunes (del país), como se hiciera en Morelos" en alusión a la exhumación de 119 cadáveres de dos fosas comunes ubicadas en el panteón local de Tetelcingo, municipio de Cuautla, caso que dio origen a la recomendación de la CNDH.

El pasado jueves, la CNDH dio a conocer la recomendación 48/2016 dirigida al gobernador Graco Ramírez; al fiscal general del estado, Javier Pérez Durón y al Ayuntamiento de Cuautla, Morelos.

El primero para que ordene se reúna información para detectar todas las fosas comunes que hubiera en el estado y para que indemnicen a las familias de las víctimas; para Pérez Durón la recomendación le exige indicar cómo, cuándo y quiénes ordenaron –en su momento- el entierro masivo y sin reunir los protocolos de manejo de cadáveres e inhumación.

Le pide también colaborar en la integración de la queja que la CNDH realiza y a reunir elementos para impulsar las denuncias a que haya lugar, mientras que de las que existen en Morelos, informar el número de éstas y en qué condiciones se encuentran.

En el texto de la recomendación le pide también al fiscal dar una disculpa pública a los familiares de las víctimas. Al Ayuntamiento de Cuautla le recomendó modernizar su reglamento de panteones.

El gobierno de Morelos pondera que la CNDH reconoció que las de Tetelcingo no son fosas clandestinas, acaso fosas comunes al interior de un panteón irregular donde se depositaron cuerpos desde 2010.

AA