Analizarán en Hidalgo violencia contra las mujeres

Del 14 al 16 de mayo se llevará el Foro Hemisférico Belém do Pará+20, con la participación de 34 países.
La educación a base de derechos humanos y justicia social.
La educación a base de derechos humanos y justicia social. (Cortesía)

Ciudad de México

Como parte del reconocimiento internacional que recibió el estado de Hidalgo por el trabajo que efectúa para eliminar la violencia contra las mujeres, Pachuca fue electa como ciudad sede del Foro Hemisférico Belém do Pará +20 La Convención de Belém do Pará y la prevención de la violencia contra las mujeres: Buenas prácticas y propuestas a futuro, del 14 al 16 de mayo.

En conferencia de prensa, realizada en la sala Francisco Zarco del Palacio de Gobierno, Lupita Romero de Olvera, presidenta del Patronato del Sistema DIF Hidalgo, habló de los pormenores del evento de trascendencia internacional.

La presidenta del Patronato del Sistema DIF estatal informó que los organismos convocantes son: la Organización de los Estados Americanos (OEA), Convención Interamericana de Mujeres (CIM), la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto de las Mujeres, ambas instancias del Gobierno Federal; así como también, ONU Mujeres (Organización de las Naciones Unidas) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

El Foro será inaugurado en el auditorio Gota de Plata por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; el gobernador del estado de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz; la secretaria ejecutiva de la CIM, Carmen Moreno Toscano y Rebecca Grynspan Mayufis, secretaria ejecutiva de la SEGIB, con  presencia de representantes de los 34 países miembros de la CIM.

Los trabajos de foros de debate y mesas de trabajo se realizarán en las instalaciones del Tuzoforum, donde se reunirán a expertas en la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, para un vivo intercambio multidisciplinario sobre este tema de suma importancia para las mujeres y los hombres de las Américas.

La presidenta del Patronato del Sistema DIF Hidalgo, afirmó que el resultado de estas mesas de debate y trabajo se plasmará en la Declaración de Pachuca, “Fortalecimiento de la Prevención de la Violencia contra las Mujeres”. Para finalizar, se realizará el 16 de mayo una Noche de Gala, con expresiones de la Cultura Hidalguense en el auditorio Gota de Plata.

Lupita Romero de Olvera refirió que la CIM ha reconocido que el tema de prevención de la violencia es donde menos se ha avanzado, por lo que una estrategia efectiva implica un trabajo integral entre los sectores de educación y comunicación, para abordar y eliminar los prejuicios de género que tienen sus orígenes en la desigualdad, la discriminación y la violencia.

En esta reunión se buscará identificar los avances – lecciones aprendidas, prácticas y experiencias promisorias – así como los desafíos a la efectiva prevención de la violencia, para que posteriormente se recomendaciones de política y programáticas concretas para fortalecer el trabajo en este ámbito a nivel nacional y regional, expuso.

Agradeció y reconoció la presencia de los representantes de los medios de comunicación, al participar de manera activa y como una herramienta fundamental para el logro de las metas que se tienen trazadas en nuestra entidad, para acceder a una sociedad más justa y equitativa.

Antonio Meza de la Torre, coordinador general de Comunicación Social de Gobierno del Estado de Hidalgo, invitó a las personas interesadas en el tema, visitar el micro sitio www.belemdopara20-pachuca.org  En el cual encontrarán información previa, así como durante la realización del encuentro internacional.

Lía Limón García, subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación; Rebecca Grynspan Mayufis, secretaria ejecutiva de la SEGIB; María del Carmen Alanís Figueroa, magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; Alejandra Negrete Morayta, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim); Fátima del Rosario González Huizar, titular del Instituto de la Mujer Duranguense, figuran en la lista de moderadores.

La violencia contra las mujeres es una de las violaciones más graves de sus derechos humanos y libertades fundamentales.  En la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem Do Pará), realizada hace dos décadas, los Estados Parte se comprometieron a adoptar políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradicar esta violencia.

Una vez ratificada la Convención, los mecanismos nacionales de la mujer y otras instancias del gobierno se sumaron a los esfuerzos de la sociedad civil e impulsaron nuevas leyes, planes nacionales, políticas públicas, programas y proyectos que han contribuido a penalizar todas las formas de violencia contra las mujeres en los ámbitos público y privado y a potenciar el avance hacia su erradicación.

Pese a los avances logrados y a que la Convención cumple ya 20 años de existencia, la violencia contra las mujeres persiste en las Américas y las instituciones americanas creadas para afrontar el problema no han tenido el impacto deseado. En su Primer Informe Hemisférico (2008), el Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI) indica que desde la adopción de dicha Convención: “… ha habido logros importantes en la prevención y castigo de la violencia contra las mujeres, así como mucha mayor conciencia por parte de los Estados sobre la necesidad de afrontar este problema. Sin embargo, queda todavía mucho camino por recorrer para hacer efectivo el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”.

MESECVI  ha identificado la justicia, la salud, la educación y la comunicación como áreas prioritarias para la prevención de la violencia:

En cuanto a la justicia, tenemos que erradicar la cultura de impunidad sistemática que existe todavía en torno de la violencia contra las mujeres – la violencia es un delito.

La educación a base de derechos humanos y justicia social, tanto de niños como de niñas en una edad temprana, contribuirá a erradicar estereotipos de género y normas sociales que discriminan a las mujeres.

En el tema de la comunicación, la prevalencia de estereotipos sexistas en la comunicación y del uso de las mujeres como objetos sexuales en la publicidad perpetúa una cultura de discriminación y una legitimación de la violencia contra ellas. Es notable el sexismo de la cobertura mediática de las mujeres, incluyendo cuando son candidatas a la presidencia y otros cargos de alto nivel.