Gobierno: Guerrero tiene pasivo histórico de 13 mil mdp

El secretario de finanzas del estado, Eliseo Moyao, dijo que el déficit en la economía se debe al pago de plazas no reconocidas en el sector Educación y la expansión de los servicios de Salud.
El secretario de gobierno de Guerrero, David Cienfuegos Salgado.
El secretario de gobierno de Guerrero, David Cienfuegos Salgado. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Guerrero enfrenta un pasivo histórico estimado en 13 mil millones de pesos, cantidad acumulada en varias administraciones gubernamentales, principalmente por el pago de plazas no reconocidas en el sector Educación, la expansión de los servicios de Salud, el sistema de pensiones en la burocracia y laudos superiores a 2 mil millones de pesos generados por más de 10 mil juicios laborales, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas y Administración.

El secretario general de Gobierno, David Cienfuegos Saldaña y el responsable de las finanzas, Eliseo Moyao, destacaron que el presupuesto que se ejerce en Guerrero tiene una dependencia mayoritaria del gobierno federal, pues solo el 22.4 porciento del recurso se genera con los ingresos propios, por lo que se denomina como de libre disposición.

Este año, los recursos de libre disposición ascienden a 9 mil 868 millones 724 mil pesos, que quedan distribuidos, en 48 por ciento para transferencias a organismos públicos descentralizados; órganos autónomos, al Congreso local y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Otro 55 por ciento del recurso de libre disposición se canaliza hacia el pago de la nómina de todas las dependencias del gobierno estatal; tres por ciento para el servicio de la deuda y 4 por ciento, según Eliseo Moyao, es gasto de inversión que permite manejar los programas de diferentes dependencias.

Lo anterior, de acuerdo al funcionario, da cuenta "de un problema estructural serio, que no es atribuible a un mal diseño del presupuesto, si no a las condiciones económicas y la manera en cómo se han ejercido los recursos desde hace muchos años".

Los focos rojos

Eliseo Moyao destacó que con el formato de administración de los recursos financieros destinados al pago del magisterio federalizado o transferido, de la nomina que se cubrió hasta diciembre de 2014, 12 mil 326 plazas no fueron reconocidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP) ni por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Las 12 mil 326 plazas se crearon de 2001 a la fecha, pero la insuficiencia de recursos para pagarlas detonó en enero de 2015.

Dichas plazas debieron cubrirse con recursos estatales de enero a marzo del presente año, lo que representó un boquete de 573. 2 millones de pesos en las finanzas estatales.

La determinación de asumir el pago de las plazas con recurso estatal, se asumió en función a que Guerrero todavía no salía del momento de agitación derivado del caso Ayotzinapa, de no pasar eso, el conflicto hubiera resurgido.

Canalizar recursos no considerados para el pago de la nómina de los maestros no reconocidos por la federación, provocó que en el gobierno estatal "se encendieran los focos rojos".

Derivado de que en 2014 no se reportaron pagos al ISSSTE, FOVISSTE y SAR, para este año se espera que las participaciones sufra una afectación superior a los mil 091 millones de pesos.

El destino nos alcanzó

El secretario de finanzas comentó que hasta el mes de julio, se ha hecho lo necesario para manejar una crisis que se proyectaba desde el inicio de año, lo que implica mejorar la captación de recursos propios.

También se ha entrado en un proceso de austeridad, lo que pasa por disminuir al máximo el gasto corriente, lo que ha permitido pagar la nómina del gobierno estatal y de los maestros que aún no son reconocidos por la federación.

El funcionario aclaró que el asunto ya se había manejado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), buscando propiciar una solución.

Para lo que resta del año, dijo que se proyecta una merma de mil 665 millones del presupuesto destinado para Guerrero en 2015.

Si la SHCP no aporta los más de 500 millones de pesos que el gobierno estatal desembolsó para pagar la nómina del sector educativo, la administración de Rogelio Ortega, terminaría con déficit de 125 millones de pesos.

Si se incrementan las medidas de austeridad, dijo que se puede llegar al cierre del mandato sin ningún pasivo.

Lo verdaderamente importante para el secretario de Finanzas, es generar las garantías para un adecuado cierre del ejercicio fiscal 2016, porque la proyección actual es de terminar el año con un déficit de 738 millones.

Eso implica que el nuevo gobierno comenzará su gestión con un problema muy fuerte.

"El antecedente de esta situación que se nos planta es de muchos años; algunos sectores del gobierno estatal arrastran pasivos de hace más de 14 años, que se han acumulado como bola de nieve", enfatizó.

Compromisos ineludibles

Pese a los conflictos anteriores, mencionó que se tiene el compromiso de invertir por lo menos 296 millones de pesos para la puesta en marcha del nuevo Sistema Penal Acusatorio y la canalización de 250 millones para el Instituto del Seguro Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG).

Los 3 mil 500 millones que se cuentan como pasivo del sector Salud están disgregados de la siguiente manera: 2 mil 100 millones corresponden al Seguro Popular, 800 millones en adeudos a terceros institucionales y 600 millones en adeudos con proveedores.

"Esta es una carga extremadamente pasada para cualquier gobierno que inicia, pero se trata de un problema de muchos años y muchas gestiones", anotó.

La causa, que el presupuesto destinado cada año para Guerrero es muy acotado, lo que tiene a los gobiernos estatales operando siempre en condiciones adversas, que en muchas ocasiones se ven obligados a recurrir a rubros que no están destinados para ciertos fines".

El funcionario indica: "Creo que el destino nos alcanzó, ya no podemos continuar aplicando las mismas fórmulas para ir saliendo al paso a la coyuntura, lo que implica que ante la carencia de recursos, tomar de donde no corresponde para financiar las transferencias hacia grupos u organizaciones sociales".

Otro tema importante para el funcionario es el de los laudos emitidos por los trabajadores que aseguran fueron despedidos injustificadamente; actualmente hay más de 10 mil juicios laborales, los que representan al menos 2 mil millones de pesos a pagar.

Sin embargo, los que ya están en la etapa de ejecución representan por lo menos 90 millones de pesos.

En ningún momento de la exposición del secretario de finanzas, se menciona a la corrupción como un factor determinante para generar la crisis actual.