Con reformas, México crecerá 3.7 por ciento en 2015: IMEF

Sergio Ruiz Olloqui Vargas, presidente de la Fundación de Investigación del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas dijo que en el país ya se comienzan a notar un crecimiento económico.
Sergio Ruiz Olloqui Vargas, presidente de la Fundación de Investigación del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas
Sergio Ruiz Olloqui Vargas, presidente de la Fundación de Investigación del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Jaime Zambrano)

Puebla

México no alcanzará el crecimiento del 2.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de 2014, sin embargo, llegará a un 2.5 por ciento. Mientras que para el 2015, el país crecerá al 3.7 por ciento, producto de la aplicación de las llamadas reformas estructurales como la energética, la de telecomunicaciones y la hacendaria.

Sergio Ruiz Olloqui Vargas, presidente de la Fundación de Investigación del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), dijo que en el país ya se comienzan a notar indicadores de un crecimiento económico.

“El pronóstico del IMEF, de su área de estudios económicos, habla de un 2.5 por ciento de crecimiento para este año. Muchos podrían pensar que es optimista pero sentimos que las condiciones de consumo y las condiciones de exportaciones están dadas para un crecimiento más alto”, expresó.

Comentó que será para el 2015 cuando se aprecien los efectos a favor en la economía de las reformas emprendidas por el presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

En entrevista, después de que la Udlap y el IMEF anunciaron el Congreso de Investigación Financiera para los días 28 y 29 de agosto, Ruiz Olloqui Vargas expresó que el crecimiento del 2.5 por ciento, también está relacionado con la recuperación de la economía de Estados Unidos.

“Vemos con optimismo el futuro. Primero ya vemos indicios claros de un incremento en el consumo. Eso es un punto importante y sentimos que se va a ir detonando conforme avance el año. En segundo lugar vemos que hay más inversión y todo el gasto que se ha invertido se va a empezar a sentir en la economía. Además, la economía de Estados Unidos apunta con una fortaleza muy importante y eso favorecerá las exportaciones mexicanas”, apuntó.