Renuncio para 'enfrentar calumnias': Fidel Herrera

Regreso “libre de culpa” y listo para demostrar que los niños con cáncer recibieron tratamiento de calidad, dice ex gobernador de Veracruz.
El ex mandatario estatal asegura que las acusaciones de Miguel Ángel Yunes son “falsas e infundadas”.
El ex mandatario estatal asegura que las acusaciones de Miguel Ángel Yunes son “falsas e infundadas”. (Jesús Quintanar/Archivo)

Ciudad de México

Fidel Herrera Beltrán renunció a su cargo como cónsul de México en Barcelona, España, este fin de semana "para enfrentar las calumnias" que el actual gobierno de Veracruz ha lanzado en su contra.

La Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer en un breve comunicado, que el ex gobernador de Veracruz "presentó su renuncia con carácter de irrevocable" al frente del consulado de México en Barcelona, cargo que asumió en 19 de octubre de 2015.

Al respecto, Herrera Beltrán —gobernador de Veracruz de 2004 a 2010 por el PRI— aseguró en su cuenta de Twitter que enfrentará "las calumnias" y calificó estas acusaciones como "falsedad total".

Además, aseguró —en entrevista radiofónica— que decidió dejar el cargo para ponerse a disposición de la Fiscalía General de Veracruz, ya que tiene todas las pruebas de lo que se hizo durante su gestión.

Recalcó que cuenta con todos los documentos que demuestran que los 400 menores de edad con cáncer que fueron atendidos durante los seis años de su gestión recibieron atención de calidad y con los medicamentos adecuados, y no clonados, como asegura el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

Además, Herrera insistió en que las acusaciones en su contra son "falsas e infundadas" y recalcó que Yunes solo busca promoción política bajo la irresponsabilidad de acusar a alguien "de algo tan delicado y sin prueba alguna".

El veracruzano sostuvo que no piensa huir del país y que no tiene nada qué esconder, por lo que enfrentará las acusaciones en su contra "para demostrar que no hay nada irregular como se ha hecho creer".

El ex senador también sostuvo que no tiene ningún tipo de remordimiento por haber impulsado la candidatura de Javier Duarte para sucederlo al frente del gobierno estatal veracruzano, pero se deslindó de las acusaciones en su contra y su posible vínculo actual, ya que hace mucho tiempo que no tiene contacto con él.

Comentó que regresará a México "libre de culpas" y listo para colaborar con cualquier información que se le solicite proporcionar para esclarecer el reciente escándalo sobre la presunta aplicación de medicamentos pirata a niños con cáncer.

El pasado viernes, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, interpuso denuncias penales contra los ex gobernadores priistas Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, así como contra de varios ex secretarios de Salud estatal por la presunta compra, suministro y aplicación de medicamentos apócrifos a niños con cáncer.

Enfrentarán la ley, advierte Yunes Linares

En entrevista a su llegada a la Asamblea Nacional Ordinaria del PAN ayer por la tarde, Yunes celebró la renuncia de Herrera, a quien calificó de pillo.

"El gobierno federal hizo bien en pedirle que renunciara, de la misma manera en que hizo mal nombrándolo, porque es bien sabido que este individuo es un pillo y que es él quien realmente inició la etapa de desastre en Veracruz y la continuó designando a un encubridor", señaló, tras referirse a Javier Duarte, quien actualmente es prófugo de la justicia.

Yunes sostuvo que los ex gobernadores priistas tendrán que enfrentar el peso de la ley.

"Él tendrá que venir a responder por las denuncias que tiene, por la adquisición de medicamento falsificado y en particular medicamentos de deberían de haber servido para combatir enfermedades sumamente graves como las oncológicas. No podrá argumentar que no sabía.

"Él participó en toda esta trampa para comprar medicamentos falsificados y apoderarse de cientos de millones de pesos sin importar que se afectara la vida de muchos veracruzanos", afirmó el mandatario.


Guillermo Padrés inicia huelga de hambre

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que el ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías está en huelga de hambre, por lo que envió a dos visitadores adjuntos para supervisar su estado de salud.

La CNDH dijo que la protesta del ex mandatario es para exigir a las autoridades que trasladen a su hijo Guillermo Padrés Dagnino a un penal del fuero común, ya que se encuentra internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez.

El hijo de Guillermo Padrés es acusado de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, y fue detenido en noviembre pasado.

El ex gobenador sonorense se encuentra preso en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, y según la CNDH solo toma limones, agua y miel.

El sonorense fue detenido el 16 de noviembre del año pasado acusado de defraudación fiscal y utilización de recursos de procedencia ilícita.