Estudiante poblana gana Festival de Educación

Mónica Aridel Calderón, del CBTIS 86, logró los mejores puntajes en las pruebas teorías y prácticas realizadas durante tres días de evaluaciones. 
Una mujer fue la ganadora del Festival.
Una mujer fue la ganadora del Festival. (Jaime Zambrano)

Puebla

Mónica Aridel Calderón, estudiante del plantel 86 del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de servicios (CBTIS), ubicado en el municipio de Huachinango, en la Sierra Norte de Puebla, conquistó el primer lugar  en el concurso del XV Festival Académico del Sistema de la Dirección de Educación Tecnológica Industrial (DGETI) en la categoría Ciencias Experimentales.

La estudiante poblana logró los mejores puntajes en las pruebas teorías y prácticas realizadas durante tres días de evaluaciones que se realizaron en la capital del estado, sede de la contienda nacional.

En el concurso participaron los mejores 128 estudiantes de educación media superior del sistema tecnológico industrial, quienes se reunieron en Puebla para compartir experiencias y contestar evaluaciones en las áreas de Matemáticas, Ciencias Experimentales, Humanidades y Ciencias Sociales y Comunicación

Al conseguir el primer lugar, Mónica Aridel Calderón, recibió un premio de seis mil pesos en efectivo, un diploma de honor y una mención especial de la Dirección de Educación Tecnológica Industrial.

A lo largo de la competencia, los jóvenes de educación media superior fueron evaluados por un jurado integrado por los profesores que elaboraron instrumentos de evaluación para la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial.

Baldomero Serna, Subdirector de Enlace Operativo de la DGETI, resaltó que en Puebla se reunieron los estudiantes más destacados de los planteles del Centro de Estudios Tecnológicos Industriales (CETIS), así como del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS).

El sistema de Educación Tecnológica Industrial (DGETI) cuenta con estudiantes que en su mayoría provienen de familias de escasos recursos, por lo que, salir de sus estados para visitar Puebla, les resulta una experiencia de vida.

 “En ocasiones los jóvenes nunca han salido de su ciudad natal, por lo que esta oportunidad representa una apertura en su horizonte. A ellos les da una experiencia de vida, ya que al ser los muchachos de pocos recursos el salir de su lugar de residencia,  convivir con jóvenes de su mismo nivel académico, se traducen en una experiencia muy enriquecedora, esto les da una facilidad de comunicación y una experiencia tremenda”, resaltó.