Repudian el feminicidio y la desaparición forzada en Chihuahua

El mandatario anunció que presentará una iniciativa para tipificar como delito el feminicidio. Familiares de mujeres desaparecidas y ultrajadas en Juárez exigen que se haga justicia.  
En abril del 2001, en el Campo Algodonero hallaron ocho cadáveres de mujeres ultrajadas. Ahí se colocó una gigantesca cruz, donde el gobernador Javier Corral presentó su respeto a las víctimas.
En abril del 2001, en el Campo Algodonero hallaron ocho cadáveres de mujeres ultrajadas. Ahí se colocó una gigantesca cruz, donde el gobernador Javier Corral presentó su respeto a las víctimas. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Mientras persiste el feminicidio y la desaparición forzada en Chihuahua, tal como lo aseguró el gobernador Javier Corral Jurado, familiares de mujeres desaparecidas y ultrajadas en Ciudad Juárez exigieron que se haga justicia y que se busque a las jóvenes.

TE RECOMENDAMOS: Marchan mujeres de Chiapas contra la violencia de género 

Al tiempo en que el presidente municipal Armando Cabada Alvídrez y el mandatario estatal celebraron –por separado- el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, el dolor unificó a las decenas de familias que perdieron a sus hijas.

Con cartulinas de color rosa y con letras negras reiteraban sus reclamos a las autoridades que se reunieron en el célebre campo algodonero, donde el pasado mes de abril del 2001 se localizaron los cadáveres de ocho mujeres ultrajadas. Este hallazgo se convirtió en el emblema de "las mujeres muertas de Ciudad Juárez".

En ese sentido destacaban en las cartulinas los siguientes escritos: "Justicia", "No más violencia de feminicidio", "Ni una más", esto, mientras los moños de color naranja resaltaban en la ropa de los asistentes a esta ceremonia.

Susana Montes, madre de Guadalupe Pérez Montes desaparecida el 30 de enero de 2009, tomó el micrófono y se dirigió a Corral Jurado, quien se encontraba acompañado de su esposa y de invitados especiales.

"Nuestro mensaje este día es sencillo: mujeres y niñas víctimas de violencia, de muchas de nuestras hijas que están desaparecidas y seguimos sin encontrar, las que han sido localizadas sin vida y en restos que nos entregaron con pedacitos", apuntó.

Refirió que el Campo Algodonero fue tomado por las madres de mujeres desaparecidas como un espacio para realizar manifestaciones y exigencias. Allí, donde fue colocada una gigantesca cruz, el jefe del Ejecutivo presentó su respeto a las víctimas.

Ante defensores de derechos humanos, representantes de diferentes organizaciones defensoras de mujeres, familiares de víctimas de feminicidios, funcionarios estatales y federales, así como de Jan Jarah, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos de la ONU, el mandatario anunció la presentación de una iniciativa para tipificar como delito el feminicidio.

Al reconocer la existencia del feminicidio y la desaparición forzada en la entidad, dijo que presentará dicha iniciativa al Congreso del Estado. Es una vergüenza que Chihuahua sea la única entidad federativa que no lo ha hecho, señaló.

En ese lugar, nombró a Wendy Paola Chávez Villanueva como Fiscal Especializada de Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género, expresándole que le instruía desde ahora para que reabra las carpetas de investigación en las que muchas de ellas no tienen un dictamen de búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas.

Además, sobre el caso de María Guadalupe Perea Moreno, quien se encuentra detenida por defender presuntamente su vida, el gobernador aseguró que se va "a revisar muy bien este caso", ya que de constatarse que se trata de una injusticia, instruirá al MP para que se desiste de la acción penal.

Asimismo anunció que el próximo 3 de diciembre, reconociendo la desaparición forzada en el estado, firmará un convenio con el equipo argentino de antropología para la identificación de restos humanos quemados en fosas clandestinas.

Aunado a lo anterior, dijo que el próximo 6 de diciembre presentará, en consenso con las organizaciones ciudadanas, la iniciativa para crear la Fiscalía Especializada en Atención a Violaciones Graves de Derechos Humanos, entre ellas la desaparición forzada.

Al evento asistieron: Jan Jarah, represente en México de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU; Angélica de Peña, presidenta de Derechos Humanos del Senado de la República; Eréndira Cruz Villegas, fiscal Especializada para la Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, entre otras.