• Regístrate
Estás leyendo: Feligreses reclaman al Obispo de Saltillo
Comparte esta noticia

Feligreses reclaman al Obispo de Saltillo

Al finalizar la misa en la catedral, un grupo de 50 personas pertenecientes a la parroquia del Ojo de Agua se manifestaron exigiendo la reincorporación del "Padre Humberto".

Publicidad
Publicidad

Feligreses de la parroquia del Ojo de Agua se confrontan con el Obispo de la Diócesis de Saltillo, pidiendo el regreso del Presbítero Humberto Álvarez.

Al finalizar la misa oficiada por Fray Raúl Vera López en la catedral de Saltillo, justo cuando el coro religioso entonaba las mañanitas para el prelado, un grupo de 50 personas interrumpió el canto para manifestar su inconformidad por el retiro del "Padre Humberto".

Con gritos y señalando al obispo como responsable de la salida del sacerdote se enfrentaron a Monseñor, quien intentaba explicar que es una decisión que está fuera de sus manos.

"Queremos al padre Humberto, no es el único padre que usted ha despedido, usted lo obligó a renunciar", gritaban sin dejar que Vera López respondiera.

"Usted nos acaba de decir que no permanezcamos en el silencio, ya tiene un antecedente en Chiapas, no degenere otra en Coahuila".

"Él tomó sus decisiones, el padre abiertamente me dijo que no tenía nada que ver en esto, hablamos como personas racionales y jamás tuvimos una escena como ésta, la iglesia tiene un derecho, donde tenemos que hablar entre el padre y el obispo, por eso tiene dos mil años", intentaba explicar Vera López.[OBJECT]

Aseguró que las cosas se hicieron correctamente, dijo mantiene una relación con el sacerdote diferente a la relación que tiene con los seguidores del padre Humberto.

Una pequeña cuestionó al Obispo con respecto a que si pudiera regresar el sacerdote en caso de así desearlo, Monseñor respondió que si la conciencia de Alvarez así se lo permite sería decisión del propio presbítero por lo que deberían preguntarle a él personalmente.

"Yo no soy la conciencia del padre, yo no soy la totalidad de la iglesia, la iglesia no es una secta, la iglesia tiene al sacerdote que da cuenta al obispo y el obispo da cuenta al Papa, yo ya di cuentas propias, se le han respetado sus derechos y ustedes ya tienen un párroco, ese es su derecho".

El Obispo se exaltó cuando se le acusó de haber despedido a 23 sacerdotes y exigió que tal dicho sea demostrado con documentos.

Finalmente explicó que el padre fue ante la Santa Sede a presentar su renuncia, por lo que de acuerdo a las estructuras el representante ante la Santa Sede de la provincia eclesiástica en la que se encuentra Saltillo es el Nuncio, "en ese terreno está él ya no está en mi autoridad".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.