Vigilarán fuerzas federales y estatales seguridad de turistas en Oaxaca

El titular de SP del estado dijo que más de siete mil elementos vigilarán cinco regiones con 16 sectores operativos. Garantizó el libre derecho de la manifestación si no afectar a terceros.

Oaxaca

Las fuerzas estatales y federales de seguridad desplegaron un operativo conformado por más de siete mil elementos para resguardar la seguridad de turistas, tanto en la capital como en los principales destinos de playa durante la Semana Santa y de Pascua.

El Secretario de Seguridad Pública (SSPO) Alberto Esteva informó que un los efectivos policiacos, incluyendo personal de seguridad regional, fuerzas estatales, de investigación, policía auxiliar, vial y bomberos, serán desplegados en cinco de las ocho regiones y 16 sectores operativos, estratégicamente para salvaguardar la integridad de los 280 mil turistas que arribaran a la entidad en los próximas dos semanas.

Junto con el personal humano se habilitará un parque vehicular integrado por 450 patrullas, 80 moto patrullas, 26 binomios caninos, 700 ambulancias; tres helicópteros y un avión Turbo Comander que prestarán servicios de ambulancia aérea. Además, de 99 autopatrullas de la Policía Federal de Caminos.

El mando afirmó también se integró un puesto de mando en el Centro de Control, Comando y Comunicación (C4) que se mantendrá alerta las 24 horas el día durante el periodo vacacional, con la finalidad de atender cualquier eventualidad o emergencia que pudiera presentarse. Ello, aunado a los patrullajes aéreos, por pie y tierra en estacionamientos públicos, playas y centros comerciales que realizará el personal policial.

Con respecto a las manifestaciones, dijo que en un régimen democrático como el que priva en Oaxaca está garantizado el libre derecho de la manifestación, siempre y cuando este no altere ni trastoque el derecho de terceros.

Dijo que para coordinar la vialidad y evitar "taponamientos", ante el reporte de marchas callejeras se ha hecho uso de un helicóptero para establecer y habilitar mediante un protocolo emergente las vías de acceso que sean necesarias para lograr el desfogue pleno del flujo de vehículos y peatones sobre las arterias estratégicas y vitales de la ciudad.

En tanto, el presidente municipal de la ciudad de Oaxaca consideró que la capital sigue siendo un destino seguro y agradable a pesar de que se dispararon los indicadores de inseguridad y hay un auge de marchas y bloqueos protagonizados tanto por maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que por Organizaciones Sociales y Campesinas.

Abundó que las protestas generadas no son responsabilidad del municipio, si no del ámbito estatal, federal y de otros municipios.

Exhorto a privilegiar los canales de atención de que sean necesarios a nivel institucional para dar atención oportuna a los reclamos de quienes se ven obligados a manifestarse en las calles de la ciudad para llamar la atención de las autoridades.

A su vez, el sector restaurantero reportó una posible baja en sus ventas durante la primera semana de vacaciones, esperando un repunte para la segunda semana.

Onésimo Bravo Hernández, dijo que derivado de los últimos impactos mediáticos que generaron las manifestaciones callejeras en la capital, habrá una baja considerable, esperando que las cifras repunte al final del puente.