• Regístrate
Estás leyendo: Farmacias 'hacen el paro' en compra de antibióticos
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 02:48 Hoy

Farmacias 'hacen el paro' en compra de antibióticos

En un recorrido por farmacias del centro de Monterrey, MILENIO Monterrey constató que adquirir medicinas controladas es muy fácil.

Publicidad
Publicidad

Aunque hace más de cuatro años quedó prohibida la venta de algunos medicamentos sin receta, como los antibióticos, esto sólo quedó en papel.

En un recorrido por farmacias del centro de Monterrey, MILENIO Monterrey constató que adquirir medicinas controladas es muy fácil.

A pregunta expresa, las farmacias entregaron una lista de aquellas que se venden sólo con receta. Entre éstas figuran la lincomicina, amoxiclav, clindamicina, ciprofloxacino, nitrofurantoína y amoxicilina.

Después se intentó efectuar la compra de fármacos como la nitrofurantoína y amoxicilina, que sirven para padecimientos como infección urinaria, neumonía y bronquios.

Al vendedor se le cuestionó sobre la existencia y el precio de la nitrofurantoína, sin embargo, éste respondió que se requería una receta médica para hacer la entrega.

"De este medicamento necesitamos receta, señorita, es antibiótico (...), tienes que ir con la doctora para consulta, me traes la receta y ya te lo doy", respondió.

Al empleado se le argumentó que el medicamento era para una persona de la tercera edad, a lo que contestó: "si quieres ve con la doctora, dile que te haga el paro y te lo firme".

Posteriormente, la doctora del establecimiento sólo se limitó a cobrar la consulta para hacer la receta con el nombre y edad de la solicitante... Y nada más.

"Si no te valen la sola receta tienen que ser dos, pero si te valen esa receta con los dos antibióticos, no hay problema", indicó la doctora.

Así, pese a los supuestos controles, en la práctica cualquiera puede acceder a medicamentos de prescripción sin problema.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.