Viven a la interperie 257 familias afectadas por 'Ingrid'

Exigen que se les construyan sus casas, luego de que el huracán y ‘Manuel’ devastaron Majada de Toro, Tierra Blanca y Tres de Mayo en el 2013. En 3 años, solo han construido 50 viviendas.
Buscan reunirse con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo para que interceda ante la titular de Sedatu, Rosario Robles para que construyan las viviendas.
Buscan reunirse con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo para que interceda ante la titular de Sedatu, Rosario Robles para que construyan las viviendas. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

Habitantes de San Marcos Majada de Toro, Tierra Blanca y Tres de Mayo, comunidades impactadas por las lluvias atípicas de 2013 exigieron que se les construyan las casas que fueron devastadas en por el huracán 'Ingrid' y la tormenta tropical 'Manuel'.

TE RECOMENDAMOS: Dan casas a afectados por 'Ingrid' y 'Manuel' 

La mañana del miércoles, representantes de 257 familias que viven a la intemperie desde que sus comunidades fueron declaradas inhabitables por la Secretaría de Protección Civil, llegaron a la puerta tres de la residencia oficial Casa Guerrero.

Encabezados por el ex delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Pedro de Jesús Alejandro, los damnificados dijeron que necesitan dialogar con el gobernador Héctor Astudillo Flores, para solicitarle que interceda ante Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

TE RECOMENDAMOS: Damnificados por huracán 'Manuel' llegan a Chilpancingo

Lo anterior, porque ya se han reunido en varias ocasiones con José Manuel Armenta Tello, delegado en Guerrero de la Sedatu, pero hasta el momento, dicho funcionario no ha conseguido que la dependencia comience la construcción de las 257 viviendas que les hacen falta.

En los tres años que han pasado a partir de la contingencia natural generada en septiembre de 2013, solamente se han construido 50 de las 327 viviendas que integraban la comunidad de Majada de Toro.

Dijeron que el 1 de julio debió comenzar la construcción de las viviendas, de acuerdo con las minutas de trabajo que firmaron con varias dependencias, entre ellas la Sedatu, sin embargo, hasta el momento los trabajos no comienzan.

Además de vivir a la intemperie, los habitantes de Majada del Toro carecen de servicios como Salud y Educación, lo que hace que su situación sea todavía más crítica.


MMR