Regresan con su familia 32 menores rescatados de falso cura

El DIF informó que mantiene la custodia de un pequeño de cinco años debido a que la supuesta madre del mismo no ha podido corroborar su relación filial.

Puebla

De los 33 menores que fueron rescatados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ), el pasado 14 de junio de la Casa Hogar Domingo Savio AC, dirigida por un falso cura que enfrenta cargos por abusar sexualmente de menores, 32 fueron reintegrados con sus familiares.

La Dirección General del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) informó que mantiene la custodia provisional de un menor de cinco años, una vez que el Ministerio Público se encuentra a la espera de la documentación que corrobore el parentesco y afiliación con la madre del menor, quien se presentó hace unos días tras enterarse de los hechos.

“Los 32 menores que fueron reintegrados con sus familiares, y que permanecieron en Casa de la Niñez Poblana y Casa del Adolescente,  recibieron valoración psicológica y médica, durante su estancia”, destacó el DIF a través de un comunicado.

De los 33 menores rescatados, seis son originarios de Puebla y el resto son de Tuxtepec, Oaxaca, Tabasco y el Distrito Federal.

El DIF aseguró que se dará el seguimiento correspondiente a cada uno de los casos de los menores poblanos que se incorporaron a las familias, una vez que debe garantizarse que los menores reciban la atención y calidad de vida adecuados.

Tras el operativo del 14 de junio, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) informó que el agente del ministerio público especializado en delitos sexuales y violencia familiar, dio inicio a la averiguación previa 1768/2014/AESEX por la comisión del delito de violencia familiar equiparada, en agravio de menores de edad, que se albergaban  en la  “Casa Hogar Domingo Savio AC” ubicada al norte de Puebla.

Durante un operativo implementado por la Policía Ministerial se logró la detención de Crispín García Sánchez, Javier Valencia Ramos y Tomás Armando Durán Martínez, director de la Casa Hogar Domingo Savio, quien se hacía pasar por sacerdote.