Sentencia a cadena perpetua a cinco extorsionadores

La Fiscalía de Chihuahua informó que se aportaron los elementos necesarios para comprobar que amenazaron de muerte a un restaurantero.
La pareja había amenazado a un comerciante de muerte.
La pareja había amenazado a un comerciante de muerte. (Cortesía)

Chihuahua

Cuatro hombres y una mujer fueron sentenciados a cadena perpetua por el delito de extorsión que cometieron -por separado- en Ciudad Juárez, Chihuahua. Entre los imputados resalta una pareja que amenazó de muerte a un restaurantero.

El agente del Ministerio Público comprobó su responsabilidad penal por el delito de extorsión agravada en perjuicio del dueño de un restaurante, a quien le exigían 10 mil pesos como cuota, en hechos ocurridos en el mes de marzo del 2012.

Por ello, el Tribunal de Juicio Oral sentenció a cadena perpetua a Víctor Hugo Sánchez Picaso y Claudia Ivette Ruiz Barrón, quienes amenazaron de muerte al restaurantero para que les entregara el dinero exigido por el derecho de piso.

“En una nota le dijeron que pertenecían a una célula del crimen organizado y que si no quería que le pasara algo a su familia como le ocurrió a su hijo a quien mataron tiempo atrás, tenía que entregar 10 mil pesos el 15 de marzo las 13:00 horas”.

“A las 12:00 horas de ese día, la víctima se comunicó con los extorsionadores para decirles que solo tenía 7 mil pesos. El extorsionador le contestó que estaba bien pero que la próxima semana tendría que tener la cantidad que se estableció”, se indicó.

Tras la denuncia que interpuso el afectado por recomendación de un familiar, el restaurantero habló con los extorsionadores, quienes lo citaron en la calle Belisario Domínguez de la colonia Chaveña, donde finalmente fueron detenidos por agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

La misma sentencia se les dictó a Juan Gerardo Gómez Olvera y Jorge Miranda Estrada, quienes hasta el mes de enero del 2013, tenían varios meses extorsionando a un comerciante de la zona centro, el cual les pagaba mil 500 pesos por semana.

Jorge Miranda quedó bajo arresto por elementos de la policía municipal en el cruce de las calles Venustiano Carranza y La Paz, mientras que su cómplice, fue asegurado por agentes investigadores en la calle Cangrejo, de la colonia Anapra.

Finalmente, Héctor Javier Ortiz Trevizo, fue sentenciado a prisión de por vida, por el delito de extorsión agravada, cometido en perjuicio de un comerciante ubicado en la colonia Infonavit Casas Grandes; los hechos se registraron el 21 de julio de 2012.

Fue arrestado en términos de la flagrancia por parte de agentes de la policía municipal en Boulevard Óscar Flores y Adolfo López Mateos. Con un arma de fuego le exigió 200 pesos de “cuota”, ya que de lo contrario atentaría en contra de su persona.