Emiten alerta por aumento en secuestro virtual y extorsión

La PGJO dio a conocer que en los últimos cinco meses, el aumento de estos delitos es de 30 por ciento.
Las extorsiones y secuestros virtuales se realizan por teléfono.
Las extorsiones y secuestros virtuales se realizan por teléfono. (Cuartoscuro)

Oaxaca

La Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO), lanzó una alerta dado el aumento de 30 por ciento en secuestros virtuales y denuncias de extorsión, los cuales se han registrado durante los últimos cinco meses.

El procurador de Justicia, Héctor Joaquín Carrillo, informó que en el 2014 se recibieron 29 denuncias formales y 107 denuncias anónimas, mientras que en lo que va el 2015 se han generado nueve denuncias formales y 38 denuncias anónimas, donde el modus operandi que predomina es el del secuestro virtual.

Detalló que al concluir el mes de marzo, la institución registró el incremento en un 30 por ciento en denuncias recibidas por extorsiones y secuestros virtuales razón por la que se emitió la alerta.

“Queremos estar alerta y que la sociedad nos ayude a denunciar cualquier caso de extorsión o secuestro virtual, siguiendo diversas recomendaciones que permitan a las posibles víctimas salvaguardar su integridad física y de su patrimonio”, declaró Carrillo.

El funcionario dio algunas recomendaciones, como el que menores de edad o adultos mayores no contesten el teléfono y que el público en general no proporcione información familiar, de cuentas bancarias o actividad laboral.

También explicó que los delincuentes emplean la extorsión utilizando el engaño telefónico como medio para falsificar o ejercer cualquier tipo de violencia con la intención de obtener un lucro, vulnerando la tranquilidad y estabilidad de las personas. Detalló que en algunas ocasiones, los responsables de tales delitos son bandas delictivas ligadas con el crimen organizado, aunque en otros casos son familiares o amistades cercanas de las víctimas.

Dijo que el fenómeno ha perjudicado a una gran parte de la sociedad oaxaqueña, a través de distintos modus operandi y los más comunes son:

-Familiar detenido

Los extorsionadores contactan a la víctima por teléfono y le hacen creer que es un familiar que vive en Estados Unidos y que planea viajar a la entidad. Llaman varias veces a la persona, haciéndole creer que sí es parte de su familia e inventando situaciones como que tuvo un accidente en la carretera y que debe pagar para que no lo lleven detenido. En ese instante, solicita que le depositen cierta cantidad de dinero y le promete que le pagará al llegar al estado porque no cuenta con moneda nacional.

Al convencer a la víctima, le da un número de cuenta y el lugar donde realizará el depósito. Si el extorsionador no es descubierto, puede volver a llamar pidiendo más dinero.

-Secuestro virtual

Es aquel donde llaman a la víctima y supuestamente alguien grita pidiendo ayuda, mientras que otra voz dice que tienen secuestrado a su hijo o hija; hacen lo posible por evitar que la persona cuelgue para que no pueda contactar a su familiar y lo obligan a justar dinero para pagar el rescate.

El extorsionado se ve obligado a conseguir la mayor cantidad de dinero posible. Una vez que lo logra, los delincuentes le preguntan a la víctima que tienda departamental, sucursal bancaria o plaza comercial está cerca de su casa y le dicen que se dirija allá, proporcionándole el número de cuenta a donde hará el depósito. Cuando la persona hace la transacción bancaria, le piden que rompa el comprobante. Posteriormente, al contactar a su familiar se dan cuenta que es un engaño.