Se registra incendio en hospital de Acapulco

El percance se originó en el área de rayos X del nosocomio Vicente Guerrero del IMSS. No hay heridos

Guerrero

Por un corto circuito, más de 250 pacientes fueron evacuados de las áreas de urgencias y ginecología, así como a familiares del hospital general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) “Vicente Guerrero”.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 10:30 horas, en el cuarto de revelado del área de rayos X, por el sobrecalentamiento de una máquina lo que provocó la movilización de brigadas de “Seguridad e Higiene”, del instituto, que aplicaron el denominado “Código Rojo”.

De inmediato, elementos del cuerpo de Bomberos, personal de Protección Civil estatal y municipal, así como soldados del Ejército mexicano, Armada de México, Policía Estatal y Gendarmería, fueron desplegados para establecer cordones de seguridad y cerraron las vialidades.

“No hubo pérdida de vidas humanas, ni enfermos que tuvieran que ser tratados de otra manera. Se evacuaron a 250 personas y todos están en los hospitales de la Zona Naval, Hospital General, la clínica 9 del IMSS. Además en los salones de las escuelas de enfermería y Ciencias Sociales a las que hemos habilitado tanto los auditorios como los salones con aire acondicionado, ahí tenemos a todos los pacientes bajo cuidados”, dijo el delegado federal del IMSS, José Luis Ávila Morales.

A su vez el secretario de Protección Civil del gobierno del estado, Raúl Miliani Sabido, confirmó que se registró un corto circuito en el área de rayos X, que se extendió a otros niveles del hospital por lo que fue evacuado.

Aseguró que debido a las afectaciones en las áreas de mayor ingreso del hospital “Vicente Guerrero”, como lo son urgencias, ginecología y toco cirugía, permanecerán cerradas las próximos 72 horas con la finalidad de poder esterilizar dichas áreas de trabajo que son las que mayores daños tienen.

La doctora Irma Alicia Cortéz, del servicio de cirugía general del Hospital “Vicente Guerrero”, fue quien avisó a los demás que estaba ocurriendo un incendio.

“Como todo lo primero que atendimos fueron a los pacientes que podían caminar, y posteriormente ayudar a los que no podían movilizarse por sí solos. Se voceo que había un código rojo”, narró la doctora.

Para la paciente con fractura de peroné en la pierna izquierda, María de la Luz Luquín Fuentes, el conato de incendio ocurrido por la mañana en el hospital del Seguro Social, fue una experiencia traumática.

“Estaba la alarma del código rojo, yo no me podía moverme, me auxilio un familiar de otro paciente y un enfermero”, dijo la mujer con lágrimas en los ojos y en una silla de ruedas sobre la acera frente al hospital.