Graves, 8 personas heridas tras pipazo en Tabasco

El secretario de Salud de Tabasco, Juan Antonio Filigrana, dijo que realizaron un censo en la comunidad de Palo Mulato y tienen 28 niños que quedaron huérfanos.
Bomberos llegaron hasta el lugar para sofocar las llamas.
Bomberos llegaron hasta el lugar (@ProcivilTabasco)

Ciudad de México

El reporte médico de los ocho sobrevivientes del pipazo en Tabasco, es reservado. Las autoridades estatales de Salud, pronostican pocas probabilidades de salvar a las víctimas.

El secretario de Salud del estado, Juan Antonio Filigrana Castro, reconoció que la explosión de la pipa que transportaba gasolina, ocurrida el pasado 26 de marzo, y que hasta el momento ha dejado 20 personas muertas, es una tragedia para la entidad y  agregó que hicieron un censo en el que registraron a 28 niños huérfanos a quienes se les apoyará a través de programas sociales de la entidad.

"Estamos haciendo un trabajo de campo amplio y profundo para el apoyo de las familias. Ahorita seguimos luchando con los pacientes que tenemos, porque el estado es muy grave y estamos apoyando a las familias de diversa manera".

"Para Tabasco, todo esto es una pena, Tabasco está de luto y todos en el gobierno del estado hemos sido solidarios con los habitantes de las localidades de Palo Mulato y circunvecinas", dijo.

En entrevista con MILENIO, el funcionario estatal reveló que a dos semanas de la explosión, no se descarta la posibilidad de haya más fallecimientos, toda vez que permanecen ocho personas en terapia intensiva que se reportan como graves.

"El saldo que tenemos es el siguiente: ocho pacientes graves, tres menores de edad que fueron trasladados a Galveston, en Houston, 18 personas que han muerto en los últimos días y dos que llegaron desde el 26 de marzo calcinados, por lo que se trata de 20 personas fallecidas", indicó.

Destacó que las víctimas de la explosión presentaban quemaduras de segundo y tercer grado en un 90 por ciento del cuerpo.

"Hay que señalar que la superficie quemada de más del 40 por ciento es considerada como grave, los pacientes que llegaron a nuestros hospitales tenían hasta el 90 por ciento de la superficie corporal quemada. Las quemaduras son de segundo y tercer grado, que llegan hasta los huesos. Las lesiones que sufrieron estas personas, también provocaron quemaduras internas en el aparato respiratorio", detalló.

Filigrana Castro calificó como trágico el accidente ocurrido hace dos semanas en la autopista Cárdenas-Coatzacoalcos. Originalmente, dijo, llegaron 36 heridos y dos personas calcinadas. Los trasladamos a los hospitales de alta especialidad "Gustavo A. Rovirosa" "Juan Graham" y el Hospital del Niño".

El secretario de Salud señaló que entre los heridos había seis menores de edad, de los cuales tres fallecieron debido a la gravedad de las lesiones, por lo que los otros tres fueron trasladados a Estados Unidos.

"Primero eran seis niños que iban a ser trasladados a Estados Unidos, por desgracia tres fallecieron y tres sí fueron trasladados. Desde allá (el Hospital Shriners en Galveston, Texas) nos han informado que se encuentran estabilizados y tienen una ligera mejoría", detalló.

Reconoció que este traslado se logró gracias a la fundación Michou y Mao que ha sido solidaria con ellos, mientras que el gobierno del estado ha brindado apoyo social y psicológico ya que hay familias en estado de shock por la tragedia.

"Hemos llevado caravanas de salud, médicos, medicamentos para las personas que lo han necesitado".

El pasado 26 de marzo, sobre la carretea Cárdenas-Coatzacoalcos volcó una pipa de gasolina. La primera versión fue que los pobladores de la zona se acercaron al lugar para intentar recoger el combustible, sin embargo, un chispazo provocó la explosión que ocasionó la muerte de dos personas en el lugar.