Comparece ex senador ante PGJE de Guerrero

David Jiménez acudió acompañado por un grupo de perredistas que en todo momento le mostraron su apoyo. 
El ex senador se presentó a declarar.
El ex senador se presentó a declarar. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El ex senador perredista, David Jiménez Rumbo señaló al ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo y al ex auditor general del estado, Ignacio Rendón Romero como probables autores intelectuales del crimen ocurrido el 20 de agosto de 2009.

Jiménez Rumbo llegó a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) respaldado por varias decenas de militantes del PRD, que se dijeron molestos porque se le citara para comparecer, cuando ha sido de los actores políticos más interesados en que se haga justicia.

El citatorio para Jiménez Rumbo llegó a su domicilio particular, ubicado en Acapulco la jornada del jueves 21 de agosto por parte de la Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos Graves, se le requirió para comparecer en torno a la averiguación previa BRA/SC/02/1751/2009.

En el documento se le convoca para las 12:00 horas del lunes 25 de agosto para que rindiera su declaración en torno al caso Chavarría, se le indicó que podría presentarse acompañado de un abogado.

Antes de ingresar al inmueble, Jiménez anticipó que señalaría como probables sospechosos de la autoría intelectual a dos personas; el ex gobernador Torreblanca Galindo y el ex auditor general Ignacio Rendon Romero.

“El ex gobernador Zeferino Torreblanca odiaba al diputado Chavarría, él mismo me dijo que tenía el presentimiento de que el (entonces) gobernador lo quería matar".

El dirigente sostuvo que dicha imputación la hizo hasta en cuatro ocasiones, pero de manera extraña las declaraciones desapareciero del expediente.

Respecto al ex auditor, mencionó que en el arranque de la legislatura que encabezó Chavarría se detectaron actos de corrupción en la Auditoría General del Estado (AGE), hubo un ofrecimiento de 2.5 millones de pesos para que se olvidara de lo encontrado pero el entonces representante popular no aceptó, lo que pudo ser la causa del atentado.