Femat no pagará fianza por considerarla excesiva: abogado

El ex gobernador de Aguascaliente se reservó su derecho a declarar y cuestionó el tinte político del proceso, además de la velocidad con la que juez emitió la orden de aprehensión.
Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes.
Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes. (Gonzalo Ortuño)

Aguscalientes

Julio Serna Ventura, abogado defensor del ex Gobernador de Aguascalientes Luis Armando Reynoso Femat (2004-2010), aseveró que su cliente no pagará la fianza solicitada por la Procuraduría General de Justicia del Estado, y dejarán transcurrir el término constitucional cuya ampliación de 72 horas a 144, ha sido solicitada por Reynoso como parte de su estrategia de defensa sobre los cargos que se le imputan, lo que le llevaría a permanecer hasta cinco días en el CERESO de la entidad.

La defensa de Reynoso consideró como excesiva la cantidad que oscila los 27 millones de pesos que la fiscalía pidió como caución. Además confirmó que su cliente ha solicitado también la protección de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El representante legal del ex gobernador calificó el proceso como una persecución política y cuestionó la forma en la que Reynoso fue detenido, al señalar que se le llamó a comparecer primeramente como testigo, pero al llegar a dar su testimonio a la Procuraduría, le fue presentada en tan sólo tres horas, la orden de aprehensión por la que se le detuvo y posteriormente se le encarceló. Consideró que si el procedimiento penal instruido contra Reynoso continúa, son altas las probabilidades de obtener una fianza menor ante un Juzgado de Distrito.

Durante su declaración preparatoria al interior del Centro de Reeducación Social de Aguascalientes (CERESO), el ex gobernador Reynoso se reservó su derecho a declarar, al tiempo que cuestionó el tinte político del proceso en su contra, la velocidad del juez de la causa para emitir la orden de aprehensión en su contra, y la presencia de los medios de comunicación en la diligencia, hecho que pidió se asentara en el expediente.

Reynoso Femat es acusado de peculado por la fiscalía del estado de Aguascalientes en la causa penal 116/2014 originada por la compra venta de terrenos en agravio del Instituto de Vivienda del Estado por la que se habría ocasionado un presunto quebranto patrimonial al gobierno, cercano a los 27 millones de pesos. El delito es considerado como no grave, por lo que admite el beneficio de libertad bajo caución.

Ante los señalamientos vertidos por el ex Gobernador Reynoso y su defensa, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, Procurador de Justicia en el Estado, reconoció que justo cuando el ex mandatario comparecía como testigo, el juzgado primero de lo penal en el Estado, emitió la orden de aprehensión en su contra, señalando que nada de ilegal existe en ello. Así mismo, descartó que el asunto se trate de una persecución política señalando que impartición de justicia en el Estado no trabaja por encargos.

"La Procuraduría no trabaja por encargo, ni por línea y tampoco por motivos políticos, y de eso hemos dado muestras fehacientes reiteradas ocasiones, que no se quiera confundir a nadie, a mi me pagan para combatir y aclarar delitos y si hay elementos actuamos".

Desde 2013 Luis Armando Reynoso Femat, enfrenta varios procesos penales en su contra instruidos por la Procuraduría del Estado en los que se le imputa la compra de equipo médico por varios millones de pesos del que se desconoce su paradero, así como la donación de terrenos al Centro de Investigación y Docencia Económica CIDE sin respetar los procedimientos establecidos en ley. El ex mandatario nunca había pisado la cárcel gracias a varios amparos con los que contaba.

El encarcelamiento de Reynoso Femat ha causado opiniones divididas en los círculos políticos de la entidad. Diputados y actores políticos del PRI han dado su respaldo a la acción; mientras que en el PAN -partido que en 2010 pidió sin éxito la expulsión de sus filas de Reynoso por considerar que apoyó la causa del PRI en las elecciones locales- la reacción ha sido mesurada, solicitando la aplicación de la ley, pero sin revanchismos políticos.