Irrumpen maestros de la CNTE a evento priista en Oaxaca

Los manifestantes entraron con violencia a la toma de posesión del nuevo dirigente estatal del tricolor, pero fueron replegados por la Policía Municipal.

Oaxaca

Un grupo de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), irrumpieron violentamente el acto de toma de posesión del nuevo dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Anuar Mafud, enfrentándose con los asistentes al mitin y siendo replegados por los grupos antimotines de la Policía Municipal.

Los docentes arribaron en contingente, hasta el evento político celebrado en la Plaza de la Danza, ubicada a un costado del Palacio Municipal, avanzado por una de las bocacalles en una camioneta con un megáfono que lanzó consignas en contra los militantes, y secundados por un grupo de encapuchados que enfrentó a un grupo de cetemistas.

Gritaban priistas asesinos, y represores, además de mostrar su molestia por las Reforma Educativa promovidas por el gobierno del presidente Enrique Peña y el exceso policiaco cometido contra un grupo de normalistas que se encuentran bajo proceso penal, tras quemar vehículos para exigir la entrega de 750 plazas automáticas de maestros.

El contingente de educadores arrojó piedras y botellas de refresco y logró avanzar hasta la entrada de la plaza donde se efectuaba el mitin, forcejando para retirar las vallas metálicas de seguridad, manoteándose con militantes priista, hasta que se registró un enfrentamiento a golpes.

En medio de la trifulca algunos activistas trataron de someter a los docentes golpeándolos con las sillas metálicas, hasta que la policía antimotines arrojo gas lacrimógeno para dispersar la revuelta.

El senador guerrerense René Juárez, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, quien esperaba la llegada de su líder nacional César Camacho para atestiguar el evento, desesperado tomo el micrófono y pidió que se adelantara la ceremonia de toma de posesión del nuevo líder tricolor, a donde acudieron solo 579 consejeros.

Juárez Cisneros, a nombre del presidente nacional del PRI, Cesar Camacho Quiroz, tomó protesta a la nueva dirigencia, al mismo tiempo de afirmar que era el momento de la reconciliación del priismo de Oaxaca.

"Tenemos que entender que en el respeto a las bases se finca el triunfo, porque en el PRI cabemos todos, nadie es más ni menos, este partido no tiene dueño, que sea este momento para llegar al 2015 unidos y organizados para lograr la victoria en el 2016, lo vamos a hacer con lealtad y trabajo".

En su discurso el nuevo dirigente del PRI, Héctor Anuar, manifestó que refrendaba la lealtad a su partido, con la alta responsabilidad de promover la entrada de todos para alcanzar los objetivos.

Afirmó que ha llegado el momento del despertar del alto orgullo priista, para recobrar en las próximas contiendas electorales, la recuperación de los espacios que le fueron arrebatados por la oposición.

"Este partido es nuestra casa grande, vamos a cerrar fisuras para trabajar en unidad, hoy se inicia una nueva etapa, la lealtad sin titubeos y sin condiciones, porque el verdadero poder del partido está en la militancia y no en los beneficios personales, hemos cumplido con un proceso legal para llegar a este momento".

Terminado su discurso se dio por finalizando el encuentro, siendo entonces que los asistentes escaparon del sitio en tumulto como pudieron, corriendo en medio de empujones, pisoteándose y jaloneándose.

En tanto, el nuevo líder estatal del PRI y su comitiva, integrada por diputados y senadores priistas, se disuadieron por la parte de atrás del templete, abordando sus vehículos, que arrancaron en reversa por las calles posteriores.