Regresan 31 familias evangélicas a su comunidad en Chiapas

Después de dos años, los religiosos llegaron a Pushila luego de varias negociaciones con grupos antagónicos y el gobierno del estado.

Chiapas

Un grupo de 180 evangélicos que fueron expulsados por más de dos años de la comunidad Pushila por diferencias con pobladores que profesan la religión católica, lograron retornar a su lugar de origen luego de exitosas negociaciones del gobierno estatal con los grupos antagónicos.

El acuerdo permitió que se subsanaran las diferencias de credos entre ambas facciones y que llevaron al éxodo de los evangélicos, quienes inicialmente se trasladaron al ejido Nueva Galilea y posteriormente buscaran refugio en Carmen Rusia del mismo municipio.

El retorno de los 180 evangélicos se logró luego de negociaciones entre la Subsecretaría de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno, encabezada por Eduardo Ramírez Aguilar, autoridades ejidales, municipales, católicos y desplazados.

Ramírez Aguilar precisó que por disposiciones de Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, se dará puntual atención a las problemáticas de índole religioso “fomentando en todo momento encuentros y reuniones entre las diferentes asociaciones religiosas”.

El funcionario federal puntualizó que con el pacto logrado entre católicos y evangélicos de esa zona “se conducirá a la distención y a un clima de gobernabilidad en la región en beneficio de los habitantes”.