EU niega libertad a periodista mexicano que pidió asilo

El periodista de Acapulco, Guerrero, Martín Méndez Pineda, continúa en prisión a pesar de haber solicitado asilo político debido a la decisión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.
Puente que conecta Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas.
Puente que conecta Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Dylan Corbett, dirigente del Instituto Esperanza Fronteriza en El Paso, Texas, lamentó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) negara la libertad condicional al periodista de Acapulco, Guerrero, Martín Méndez Pineda, quien fue detenido cuando solicitó asilo político al gobierno de Estados Unidos.

El pasado 5 de febrero, el reportero del periódico Novedades de Acapulco, de 26 años de edad, solicitó asilo político, debido a las amenazas de muerte que había recibido por su trabajo periodístico y luego fue detenido por las autoridades migratorias.

"Por segunda ocasión, en los tres meses que lleva detenido, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas decidió negarle la libertad condicional a Martín, debido a que no había establecido vínculos con nuestra comunidad, a pesar de que nosotros hemos atestiguado los vínculos que Martín ha establecido desde su llegada a esta zona", dijo Corbett.

"La detención de Martín representa la criminalización de los solicitantes de asilo por parte de la administración de Donald Trump, pues la tierra de los ciudadanos libres no debería de encerrar a los periodistas que huyen de la violencia y la persecución en un intento de romper su espíritu", destacó.

En el mismo sentido se pronunció el abogado de Méndez Pineda, Carlos Spector, quien dijo que la decisión del ICE, es un reflejo de la nueva política migratoria de Donald Trump: "la represión es pareja, seas solicitante de asilo o un inmigrante sin papeles", apuntó.

Por otra parte, sigue en curso la solicitud de asilo político que presentó a las autoridades norteamericanas la corresponsal de la revista Proceso, Patricia Mayorga, quien formaba la dupla con la corresponsal de la Jornada, Miroslava Breach Velducea, quien fue ejecutada el pasado 23 de marzo en Chihuahua.

TE RECOMENDAMOS: Que Corral no fabrique chivos expiatorios: hermana de Miroslava

Precisamente, el pasado 23 de abril Mayorga hizo su última entrega al citado semanario, luego de reseñar la protesta que encabezó Rosa Breach en la Cruz de Clavos ubicada frente al Palacio de Gobierno para exigir al gobernador Javier Corral Jurado que el crimen de su hermana no quede impune.

Al día siguiente, el mandatario estatal reveló que él mismo ayudó a la periodista para que saliera del estado debido al peligro en el que se encontraba en la capital chihuahuense, donde, aseguró, trabajaba al alimón con la fallecida periodista de la Jornada.

TE RECOMENDAMOS: Funcionarios de Chihuahua elaboran lista de periodistas incómodos

Tras indicar que el primer paso que dio la corresponsal de Proceso fue solicitar asilo político, Corral dijo: "Nosotros le hemos brindado a Patricia todo el apoyo, la protección, estamos absolutamente comprometidos con ella".

"Le dijimos que nos permitiera la protección especial, sacarla del estado, tenerla en un lugar seguro: estamos conscientes de que es una periodista que también tiene un alto riesgo en función del propio trabajo periodístico que desarrollaba con Miroslava Breach, muy tomadas de la mano", indicó.





SBG