Muere estudiante de medicina en Oaxaca

La Procuraduría General de Justicia del estado confirmó el fallecimiento de Daniela Celaya, quien viajaba junto con su novio Jehú Robles, cuando un auto los impactó.
Los estudiantes levantaron un altar por sus compañeros.
Los estudiantes levantaron un altar por sus compañeros. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Daniela Celaya, quien viajaba junto con su novio Jehú Robles (fallecido), cuando un auto los impactó, murió a consecuencia de las lesiones, confirmó la Procuraduría General de Justicia del estado de Oaxaca.

El presunto responsable del choque Alejandro Varela Alavés, hijo del presidente del Colegio de Arquitectos de Oaxaca, Juvenal Vargas, presuntamente manejaba en estado de ebriedad cuando impactó el taxi en el que viajaban los estudiantes de medicina.

El procurador de Justicia, Joaquín Carrillo Ruiz, se reunió con deudos de los estudiantes de medicina, y reiteró su compromiso de llevar a cabo una investigación eficiente, imparcial y expedita, que garantice justica plena para esclarecer y castigar a quien resulte responsable de este lamentable suceso.

Los familiares acudieron a la audiencia acompañados de una comisión universitaria, integrada por autoridades, profesores y compañeros de las víctimas.

En el encuentro, el funcionario reiteró el compromiso de la instancia para continuar hasta sus últimas consecuencias las investigaciones del caso, y en caso de hallar irregularidad u omisiones en el desempeño de servidores públicos ministeriales o municipales, actuar con toda firmeza y con apego a derecho como lo mandata la ley.

Aseveró que la Procuraduría está evaluando el actuar de los funcionarios que intervinieron en el caso, advirtiendo que la PGJE no está para proteger a nadie y si alguien fue omiso o negligente en su responsabilidad profesional, deberá asumir las consecuencias jurídicas y administrativas que prevé la ley.

El procurador hizo pública su decisión de suspender en forma temporal al agente del Ministerio Público que inició la averiguación previa del accidente con el propósito de llevar a cabo un proceso de investigación limpio e imparcial, y descartar vicios en la investigación previa iniciada en torno al procedimiento.

Carrillo Ruiz reiteró su convicción personal para abrir los expediente de la investigación además de externar su disposición para vigilar o supervisar personalmente la evolución del proceso, a fin de transparentar y dar absoluta certeza de que la investigación de los hechos se lleve a cabo como lo establecen los protocolos correspondientes y con ello clarificar a los deudos el seguimiento de esta investigación en aras de un debido proceso y la procuración de justicia.