• Regístrate
Estás leyendo: “Estamos en riesgo, da miedo cuando llueve”
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 09:00 Hoy

“Estamos en riesgo, da miedo cuando llueve”

Para los vecinos de la parte baja de Monterrey cada vez que llueve resurge el temor de que se inunden sus casas.

Publicidad
Publicidad

Para los vecinos de la parte baja de Monterrey cada vez que llueve resurge el temor de que se inunden sus casas o se pierdan sus pertenencias, como si se tratara de un flashback a principios de julio de 2010, cuando el huracán Alex arrasó con todo.

Nelly Almaguer, residente de la colonia Cortijo del Río, aledaña al río La Silla, expresó que a siete años de la catástrofe, el miedo sigue siendo el mismo o más, debido a que la constante deforestación de los cerros hace que, con cada lluvia, fluya una corriente más rápida y peligrosa hacia la parte baja de la zona en la que habita.

“Estamos en una zona de alto riesgo. Tenemos miedo cada vez que llueve. No soy la única, fuimos muchísimos afectados, yo en lo personal perdí 400 mil pesos de un día para otro, perdí dos coches y todos mis muebles de la parte de abajo y principalmente es el temor, el temor de cada que llueve”, narró.

Señaló que la diferencia entre ese entonces y ahora está en que la parte alta de las montañas se sigue urbanizando, removiendo los árboles y pasto que servían como barreras naturales contra el agua que baja de las laderas.

“Aquí lo que urge y no nada más en esta zona sur sino o sea en todo Monterrey urge un buen drenaje pluvial, que dejen de construir en los cerros hasta que tengamos un buen drenaje pluvial.

“Ahorita ya no es una lluvia atípica como el Alex que le llaman, sino una lluvia de una hora una hora y media ya se me mete a mí casa el agua y no nada más a mí, insisto, somos varios vecinos afectados”, mencionó.

Por su parte, Andrea Garza, vecina de la colonia Pedregal La Silla, ubicada en la parte alta del Cerro de la Silla, explicó que cuando fue el huracán Alex las corrientes de agua que bajaban de la montaña eran tan potentes que llevaban consigo refrigeradores, mesas o camas, además de que destruyeron bardas y patios de algunas casas.

“Antes del huracán todo esto era como un parque y ahorita ya no. Yo creo que construir arriba de un río pues obviamente sí es peligroso”, dijo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.