• Regístrate
Estás leyendo: Esperan inversión de Toyota en la comunidad de Caleras
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 21:44 Hoy

Esperan inversión de Toyota en la comunidad de Caleras

Esta es una comunidad indígena, aún se habla otomí; más cerca de Querétaro, recibe de manera constante muchos visitantes que no llegan como se hubiera esperado, como turistas.

1 / 5
Publicidad
Publicidad

Caleras de Amexhe se prepara para recibir una histórica inversión de mil millones de dólares que son inimaginables para la tranquila comunidad donde las únicas cosas que pasan son camiones.

Esta es una comunidad indígena, aún se habla otomí; más cerca de Querétaro, recibe de manera constante muchos visitantes que no llegan como se hubieran esperado, como turistas, sino movidos por el resplandor de la planta japonesa.

TE RECOMENDAMOS: Recibe Apaseo a Toyota con buen bono poblacional

Los últimos datos censales revelan que aquí viven mil 967 habitantes, que el 0.20 por ciento de la población aún hablan su lengua materna, que el 31.83 por ciento de la población mayor de 12 años está ocupada laboralmente y que, en su gran mayoría, ven con expectativa la planta de Toyota.

Un camino que se mueve

Por ahora la maquinaria trabaja en la construcción de caminos de lo que será la armadora. El director de Desarrollo Económico de Apaseo el Grande, Jorge Arturo Oliveros Jair Nara, explica que se han generado mil 800 empleos “sólo para ese proceso”.

Ya se mueve el camino; a la entrada de la comunidad y frente al acceso a la planta, florecen los comercios. Hay fondas, tiendas de abarrotes y se comienzan a ofrecer casas y habitaciones en renta; amueblados, dicen los anuncios, para ejecutivos en tránsito.

TE RECOMENDAMOS: Se duplica la venta de autos eléctricos e híbridos: AMIA

Comenzaron como algunos puestos, hoy tienen locales que se han edificado poco a poco en los solares, se mueve una economía alrededor de la planta que aún no tiene cimientos.

La dirección de Desarrollo Económico en el municipio también informó que se han dado capacitaciones y apoyos, para que en la zona la población cuente con posibilidades de generar sus propios negocios en el ramo de alimentos y servicios.

A ver qué cae

La expectativa es mucha, como la necesidad, Santos lo sabe. Llega todos los días en un viaje que hace desde Santa Cruz de Juventino Rosas, con la esperanza de ser contratado en la obra.

TE RECOMENDAMOS: Crecerá inversión de Toyota en Guanajuato

“Yo estaba en una lista en una empresa, pero cuando vine aquí me dijeron que no aparecía. Por eso vengo a ver “qué es lo que puede caer”. Van dos semanas y por lo pronto nada.

En otro punto, no cerca de la malla perimetral, hay otro grupo que llegó de Querétaro y del mismo modo, esperan por lo que pueda caer.

Los contrastes del lugar

Como vecinos, una planta millonaria y 559 viviendas. La información de INEGI es reveladora: de estas viviendas el uno por ciento tiene internet. Aunque su avance en superación de las carencias es interesante: 97 por ciento de las casas tienen luz; 95 por ciento agua entubada; 92 por ciento sanitario y 97 por ciento televisión.

Dice Don Gabriel en Apaseo el Grande “de nada va a servir esta nueva planta, va a pasar lo mismo que pasó con Mabe. La pusieron aquí, con dinero de aquí, la construyeron los de aquí y los que vienen a trabajar son de México, Querétaro y de otras partes. No va a traer ningún beneficio la Toyota”.

Su razonamiento tiene lógica: “dicen que con esta fábrica va a llegar el progreso, pero nosotros estamos tan jodidos como siempre. Yo vivo en otra comunidad y no veo que llegará el progreso, nada”. Son los contrastes que llegan.

La última pieza del ensamble

Con la instalación de Toyota, el Gobierno de Guanajuato cierra el capítulo de la atracción de importantes armadoras. En días recientes, el gobernador Miguel Márquez aclaró que esta será la última pieza del sector automotor.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.