Escuela de parteras profesionales de Guerrero, primera en su tipo

Para Martha, una de las alumnas, muchos médicos no saben qué es ser una partera profesional, por eso las discriminan.

Chilpancingo

Se llama Martha y es hija de una partera tradicional de la comunidad de Mixtecapa, municipio de San Luis Acatlán, ubicado en la región Costa Chica de Guerrero, es una de las 88 alumnas de la Escuela de Parteras Profesionales del Estado, la primera de su tipo a nivel nacional.

Ella habla la lengua tu´un savi (mixteco). Martha piensa que muchos médicos no saben qué es ser una partera profesional, por eso las discriminan y en muchas ocasiones les echan la culpa de lo que pasa con algunas embarazadas en sus comunidades.

Pero también dice que los doctores ignoran que, como estudiantes salen al campo a visitar a las embarazadas, a quienes les hacen controles prenatales, de postparto y hasta exámenes de papanicolaou.

Martha considera que la labor de una partera es guiar a las mujeres, hablarles, comentarles y darles consejos, para que al dar a luz no tengan complicaciones.

Añade que la manera en que atienden a las embarazadas es diferente a lo que hacen los médicos. Pero lo más importante, es que hablan la misma lengua de las mujeres y en sus recorridos a comunidades, también intercambian conocimientos con parteras tradicionales.

Martha egresará en febrero como partera profesional, pero el problema más grande que actualmente tienen, es que no cuentan con instalaciones propias para que reciban sus clases.

Afirmó que hay alumnas que estudian en el edificio de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y otras más en la sede de los jornaleros agrícolas, por lo que pidió que se les apoye con la construcción de sus instalaciones propias.

Al tener una reunión para atender las necesidades de este sector, la secretaria de Asuntos Indígenas, Martha Sánchez Néstor, señaló que acompañará la gestión de los directivos de la Escuela de Parteras Profesionales del Estado, para contar con su nuevo plantel.

En tanto, el gobierno del estado, a través de la dependencia, seguirá apoyándolas y será aliado para concretar un mecanismo de comunicación más rápido.