Eruviel Ávila pone en marcha escuela de artes y oficios en Tultepec

"Debemos prepararnos, debemos capacitar a nuestra gente ya que se viene una serie de oportunidades extraordinarias para la gente, para los jóvenes, sobre todo", afirmó.

Tultepec

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, puso en marcha la 44 Escuela de Artes y Oficios, en las que se brindará capacitación a 170 mil mexiquenses en este año y firmó dos convenios para certificar capacidades laborales de los trabajadores y para impartir inglés y computación a 50 mil alumnos anualmente.

"Debemos prepararnos, debemos capacitar a nuestra gente, es muy importante porque a través y con las reformas transformadoras que el presidente Enrique Peña Nieto ha impulsado, se viene una serie de oportunidades extraordinarias para la gente, para los jóvenes, sobre todo", afirmó.

Anunció también que se ha formalizado una alianza con la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, con la finalidad de que se impartan preparatoria y secundaria a distancia en estos planteles, para todos los estudiantes que asistan a los cursos de capacitación para y en el trabajo.

El gobernador destacó que en los 44 EDAYOS de la entidad se han invertido más de 800 millones de pesos y han permitido preparar a más de 400 mil mexiquenses en 19 mil diversos cursos. En el caso de la escuela de Tultepec, beneficiará a 3 mil alumnos de este municipio, Nextlalpan, Melchor Ocampo, Tultitlán y Cuautitlán.

En este marco, atestiguó la firma de un convenio entre la Secretaria del Trabajo estatal y el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), que permitirá certificar las habilidades adquiridas por los estudiantes de los EDAYO y evaluar a los trabajadores mexiquenses que así lo requieran, para con ello, acceder a un mejor ingreso.

También fue testigo de honor de la firma de otro convenio entre el ICATI y RIA (Red de Innovación y Aprendizaje), que permitirá atender a 50 mil mexiquenses por año en cursos de inglés y computación.

En el evento, los asistentes pudieron comprobar que un oficio que bien se aprende, nunca se olvida, y el gobernador demostró que conoce la labor de vidriero que aprendió en su adolescencia en un negocio familiar, pues cortó uno haciendo una copia exacta de otro, ante el regocijo de maestros y alumnos de la nueva EDAYO.