• Regístrate
Estás leyendo: "Era una película de Hollywood, una película de miedo"
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 02:47 Hoy

"Era una película de Hollywood, una película de miedo"

Las hermanas Lety y Jaqueline se sumaron a la ayuda para rescatar a las personas atrapadas.


Publicidad
Publicidad

Lety y Jaqueline, dos hermanas que enfrentaron el sismo, vieron edificios derrumbarse, personas atrapadas y la desesperación de la gente por conseguir medicamentos, narran lo vivido.

Lety se encontraba en su trabajo en la colonia Condesa de la Ciudad de México, luego de que horas antes junto con sus compañeros había participado en el simulacro realizado para conmemorar el 32 aniversario del sismo del 85, cuando pasadas la 1:00 de la tarde empezó a temblar.

"De un segundo a otro el temblor se volvió terremoto, la gente salía despavorida de los diferentes edificios, de los restaurantes, no hubo ninguna alerta, ninguna alarma, el simple movimiento de la tierra fue el que te sacó de donde estabas".[OBJECT]

Al salir a la calle, ver los vidrios, fachadas cayendo, asegura que se situó en una película de Hollywood, una película de miedo.

TE RECOMENDAMOS: "Te pasa toda tu vida por la mente"

"En cuanto llegué a la calle Ámsterdam, no conozco a quien se abrazó de mi y se puso a rezar, uno intenta mantener la calma y pensar, era mucha zozobra, miedo y mucho terror, había personas mayores que recordaban el del 85".

Después de que pasó el temblor, señala que fue cuando a sus alrededores vio a la gente con la que convive diariamente, sus vecinos, amigos, sin embargo fue cuando empezaron a llegar las noticias sobre los derrumbes de edificios a los alrededores.

Comenta que regresó al edificio en donde tiene su departamento, cambió las zapatillas por unos tenis para salir a brindar ayuda.

Por su parte Jaqueline, quien se encontraba en su casa en el sexto piso, asegura que al momento en el que empezó el temblor, aplicó lo realizado horas antes en el sismo.

Al ver la situación se sumaron a la ayuda para tratar de sacar a las personas que se encontraban atrapadas en los edificios que se habían colapsado.

Al llegar la noche, la angustia y el temor continuaban, ante la zozobra de que pudiera registrarse otro sismo.

“Dormimos vestidos y con zapatos por cualquier cosa y dormitar, no fue una buena noche, el estar al pendiente de las noticias, tener los celulares cargados, todo a la mano y con temor de cualquier cosa que pudiera pasar”.

Quienes pudieron regresar a sus viviendas, señalan, que aún desconocen qué es lo que pueda pasar, debido a que Protección Civil no ha acudido a verificar si pueden continuar habitándolas o están dañadas.

Ante la difícil situación que se vive en la Ciudad de México y en los estados de Morelos, Estado de México, Puebla, Guerrero y Oaxaca, pidieron el apoyo de los laguneros.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.