Hermosillo, la ciudad más caliente del mundo

Sergio Olvera Alba, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, dijo se deben tener medidas preventivas respecto a los 49.7 grados centígrados alcanzados el pasado lunes.

Hermosillo

Los 49.7 grados centígrados a la sombra registrados el martes en esta capital marcaron récord de los últimos 50 años y, además, el 3 de junio Hermosillo fue la ciudad más caliente del mundo, por encima de Podor, en Senegal, África.

Los termómetros instalados en automóviles marcaron hasta 51 grados centígrados (a la intemperie), y en algunas zonas saturadas de tráfico, la temperatura ambiente pudo llegar hasta los 51.5 grados centígrados.

Durante todo el martes, las redes sociales se empaparon de comentarios relacionados a la alta temperatura que provocó, entre otras, apagones en varias colonias debido a la sobrecarga por el uso de aparatos de aire acondicionado.

Algunos comercios especializados y tiendas de conveniencia, incrementaron el precio de los sueros orales hasta en 100 por ciento, provocando escasez del producto.

En los hospitales públicos los sueros orales, que se distribuyen de manera gratuita, se agotaron de inmediato, ante la caótica demanda de personas que buscaban prevenir una deshidratación severa.

La Secretaría de Salud en el Estado recomendó incrementar las medidas preventivas para evitar los llamados golpe de calor o deshidratación.

"El lunes Hermosillo fue la segunda ciudad con la temperatura más alta en el mundo; prácticamente alcanzó los 49 grados centígrados y esto obliga a incrementar las medidas preventivas", dijo en entrevista de prensa, Sergio Olvera Alba, Director de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

El funcionario recomendó a la población en general no exponerse directamente a los rayos del sol entre las 11 y 5 de la tarde, ingerir bastante agua y líquidos pero no bebidas que no estén recomendadas por un médico y usar filtro solar y ropa fresca pero no mangas cortas,

"En caso de un cuadro de deshidratación hay que acudir de inmediato al centro de salud más cercano para valoración médica para que se suministre un tratamiento adecuado", precisó Olvera Alba.

Para los trabajadores de la construcción y quienes realicen labores al aire libre, es recomendable que por cada dos horas de trabajo tomen un descanso de media hora para evitar cuadros de deshidratación, dijo el funcionario estatal.

Añadió que Secretaría de Salud continuará con la vigilancia epidemiológica de manera permanente para atender cualquier contingencia y en estrecha relación con la Secretaria de Educación y Cultura, por lo que se descarta la suspensión de clases salvo en casos específico.