Puente unirá a colonias populares de Chilpancingo

El titular de Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín encabezó con el alcalde, Mario Moreno Arcos la inauguración del puente que facilitará la comunicación con 30 colonias populares.
El puente unirá a más de 30 colonias.
El puente unirá a más de 30 colonias. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el ayuntamiento de Chilpancingo entregaron un puente que comunicará por lo menos a 30 colonias afectadas por la tormenta tropical ‘Manuel’, tiene 16.60 metros de longitud y un costo superior a los 5 millones de pesos.

En la colonia El Amate, ubicada en el lado norte de Chilpancingo, el titular de Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín encabezó junto con el alcalde, Mario Moreno Arcos la inauguración de un puente que facilitará la comunicación de al menos 30 colonias populares, cuyos habitantes fueron impactados en diferente proporción por la tormenta tropical Manuel.

Héctor Vicario Castrejón, delegado de la dependencia federal, explicó que el puente tiene una longitud de 16 .60 metros de largo, 9 de ancho y 150 metros cuadrados; su costo fue de 5 millones 521 mil pesos.

Vicario Castrejón destacó que el puente es más largo y seguro que el que se llevó la corriente de la presa del Cerrito Rico, ubicada a escaso kilómetro de la zona de mayor devastación.

Una vez que se abrió a la circulación, el puente facilitó la comunicación para los automovilistas de más de 30 colonias populares, en donde hay más de 500 familias perjudicadas por la contingencia.

Los recursos aplicados en el puente tienen su origen en el gobierno federal, aunque señaló que la comuna de Chilpancingo apoyó facilitando el trámite de los permisos.

En el evento de inauguración estuvo presente una comisión de la Coordinadora de Colonias y Comunidades Afectadas por la Tormenta Tropical Manuel, cuyo dirigente, Gumaro Guerrero Gómez dio a conocer que hay el voto de confianza para que la Sedatu entregue más de mil casas en lo que será la colonia El Mirador antes del 15 de octubre.

Si el compromiso no se cumple, anticipó que de manera inminente, los afectados recurrirán a la movilización para forzar la solución a su favor.