Alista Sedatu entrega de vivienda para afectados por sismos y huracanes

El delegado de la dependencia Héctor Vicario dijo que el costo de cada casa es de 120 mil pesos, recurso que corre completamente a cargo del gobierno federal.

Chilpancingo

La Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) alista la entrega de vivienda para damnificados por sismos y lluvias registrados durante 2013.

Héctor Vicario Castrejón, delegado de la dependencia realizó un recorrido por dos puntos clave en la atención de daños provocados por fenómenos naturales en Huizultepec, municipio de Zumpango y la Valerio Trujano, pueblo perteneciente a Tepecoacuilco.

En el caso de Huizultepec, comunidad indígena perteneciente a Zumpango, la dependencia federal ejecuta la reconstrucción completa de diez viviendas que fueron completamente devastadas en un sismo que se registró el 18 de agosto de 2013, casi un mes antes de las precipitaciones registradas durante los días 14, 15 y 16 de setiembre.

Se trata de viviendas de concreto, con espacio para una sala, cocina, dos recámaras y baño, sus dimensión es de 50 metros y la lámina de fibrocemento.

El costo de cada casa es, de acuerdo al delegado Vicario Castrejón de 120 mil pesos, recurso que corre completamente a cargo del gobierno federal.

En dicho pueblo se pudo platicar con varias de las familias afectadas, que si bien anotaron que ya pasaron casi 9 meses de que se registró el movimiento de tierra, están a pocos días de ocupar una vivienda completamente nueva.

En Valerio Trujano, cerca de la comunidad minera de Mezcala se observó el avance de 19 viviendas con las mismas características.

Ahí los responsables de la obra dijeron que los afectados aportaron los terrenos para la reubicación, pues sus casas anteriormente estaban cerca del cause del río balsas y durante las precipitaciones de la tormenta tropical Manuel quedaron cubiertas por el agua.

De acuerdo a la proyección de Sedatu, las familias que perdieron sus propiedades a consecuencia de las lluvias atípicas y que fueron censadas en tiempo y forma, en un periodo de diez días tendrán un lugar propio y seguro para vivir.

Héctor Vicario reconoció que 8 y 9 meses para la recuperación de un patrimonio es un tiempo considerable, sin embargo señaló que establecer la propiedad de un predio a favor de una dependencia y luego de un particular es muy complicado.

Levantar las casas lleva menos de un mes, pero los procedimientos administrativos para dar la certeza sobre la propiedad es algo muy largo, por eso solicitó la comprensión de los afectados.

Sin embargo, sostuvo que la entrega de las viviendas en La Pintada, en el municipio de Atoyac de Álvarez fue solo el detonante para acciones similares en las siete regiones de la entidad.