• Regístrate
Estás leyendo: Enrique Alfaro y el giro de Jalisco hacia la izquierda
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 13:19 Hoy

Enrique Alfaro y el giro de Jalisco hacia la izquierda

El candidato de Movimiento Ciudadano fue elegido en las urnas frente al príista Ricardo Villanueva y el panista Alfonso Petersen Farah.

Publicidad
Publicidad

Enrique Alfaro Ramírez puede presumir de haber roto con el bipartidismo PRI - PAN en Guadalajara. El candidato de Movimiento Ciudadano, quien incluso rechaza la militancia en su propio partido (“MC se convirtió en el vehículo para poder competir contra el PRI”, declaró en sus días de candidato), fue elegido en las urnas frente al príista Ricardo Villanueva y el panista Alfonso Petersen Farah.

En 2012 se quedó a pocos votos de alcanzar la misma meta en Jalisco, cuando en la elección estatal fue vencido por el actual gobernador Aristóteles Sandoval. Sin embargo, la simpatía del 34% del electorado (frente al 38% del PRI) lo dejó bien posicionado en el mapa político jalisciense.

Alfaro, de 42 años, comenzó su carrera política en las juventudes del PRI, donde militó hasta el 2005. Pero su primer cargo de elección popular fue por el PRD, como diputado local del Congreso de Jalisco. Entre 2007 y 2009, este Ingeniero Civil (ITESO) con maestría en Estudios Urbanos (COLMEX) presidió la primera Comisión en Asuntos Metropolitanos como legislador.

Fue en 2009 cuando llegó a la alcaldía de Tlajomulco de Zúñiga. Y lo hizo como candidato de la coalición PRD-PT, lo que representó el primer gobierno de izquierda en un municipio de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Desde ese puesto comenzó a construir una imagen de gobernante honesto, eficaz y cercano a la gente.

Una de las promesas de su campaña en 2009 había sido someterse a una consulta pública de evaluación, para que los ciudadanos decidieran si continuaba o no como alcalde. Y el ejercicio de revocación de mandato se llevó a cabo en 2011, con una participación de casi 18 mil personas de un padrón electoral de 143 mil. El 95% de los votantes aprobó su gestión, y Alfaro se convirtió en el primer presidente municipal de México en realizar una consulta de este tipo.

De los candidatos que aspiraban a la alcaldía de Guadalajara, Alfaro Ramírez es el que declaró el mayor patrimonio: 41 millones de pesos en propiedades, inversiones y acciones. Bienes que, según sus propias declaraciones, son producto de la herencia de sus padres y sus abuelos.

Su madre, Bertha Ramírez Fruchier, es copropietaria de un laboratorio farmacéutico. Y su padre, Enrique Alfaro Anguiano, fue rector de la Universidad de Guadalajara entre 1983 y 1989; en el periodo inmediatamente anterior al de Raúl Padilla López, presidente de la Feria de Libro de Guadalajara y adversario político de Alfaro hijo.

Su abierta confrontación quedó de manifiesto cuando el todavía presidente municipal de Tlajomulco denunció públicamente distintos intentos de interferencia en su gobierno. ”Chantajes, boicots y obstáculos” por parte de Padilla López, “uno de los poderes fácticos más influyentes de Jalisco en las últimas décadas”, en sus palabras.

Ya como candidato a gobernador de Jalisco, Alfaro Ramírez denunció interferencias similares por parte del PRD y anunció su rompimiento con ese partido. Entonces quedó al frente de la coalición Movimiento Ciudadano-PT y se declaró listo para “cambiar la historia de Jalisco” al desafiar la lógica de los partidos políticos.

Se dice “alérgico a la corrupción y a las burocracias partidistas”, y resume sus propuestas de campaña en cinco grandes áreas, encaminadas a construir una ciudad “digna, funcional, segura, consciente y líder”.


Twitter: @Eu_Coppel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.