Se enfrentan policías y campesinos afuera del Palacio Municipal de Tonalá

Los inconformes se manifestaron contra la presunta aprobación para conformar autoridades paralelas a las ejidales.
Unas 100 campesinos del ejido Morelos, se enfrentaron con piedras y palos contra efectivos de la Policía municipal, quienes lanzaron gas paralizante para evitar que tomaran la presidencia municipal.
Unas 100 campesinos del ejido Morelos, se enfrentaron con piedras y palos contra efectivos de la Policía municipal, quienes lanzaron gas paralizante para evitar que tomaran la presidencia municipal. (Juan de Dios García Davish)

Tonalá

Un poco más de un centenar de campesinos del ejido Morelos – estación Mojarras- se enfrentaron con piedras y palos contra efectivos de la Policía municipal quienes lanzaron gas paralizante para evitar que tomaran la presidencia municipal en protesta porque el alcalde, Manuel Narcía Coutiño presuntamente aprobó la conformación de autoridades paralelas a las ejidales.

El grupo de inconformes denunciaron que la incapacidad para gobernar de Narcía Coutiño ha provocado enfrentamientos entre los pobladores de "Mojarras" ya que solamente pretende quedarse con el dinero que ofrecen las cerveceras para expender sus productos.

En tanto, que el ayuntamiento de Tonalá difundió un comunicado en donde señala: " Debido a la problemática que se ha generado entre dos grupos (autoridades ejidales, municipales y el consejo de participación y colaboración vecinal) del ejido Morelos, estación Mojarras, entre ellas el manejo de recursos de convenios con empresas cerveceras, en un acto vandálico alrededor de 60 personas encabezadas por su autoridad, tomaron la presidencia municipal rompiendo vidrios de las ventanas del Palacio Municipal, luego de un diálogo las autoridades manifestantes se comprometieron a mantener el orden y la paz social.

Agrega el documento que Narcía Coutiño remarcó que con agresiones, como romper cristales con piedras, quebrar árboles e intentar prender fuego a los policías que resguardaban el orden en la entrada del Palacio Municipal, no se solucionan las cosas, no es posible que atenten contra la integridad de las personas, como autoridades haremos lo propio, como igual lo deben hacer ustedes como autoridades en su ejido, velar por toda la gente, no por unos cuantos".

En el ayuntamiento asegura: "vamos a hacer una investigación exhausta de ambas partes, verificaremos expendios de cerveza, depósitos y cantinas a fin de que cumplan con horarios de funcionamiento".

Sin llegar a un acuerdo concreto, a las 15:00 horas los labriegos se retiraron a sus comunidades y advirtieron que regresaran nuevamente para tomar y quemar la Presidencia Municipal, toda vez, que Narcía Coutiño es un inepto que no ha podido solucionar los problemas de la comunidad y ha fomentado el vicio.

En el lugar de los hechos quedaron tiradas botellas con alcohol y gasolina que pretendían lanzar contra la presidencia municipal.