Se enfrentan policías con maestros en Chilpancingo

Un grupo del Frente Unido de Normales Públicas se llevó al gerente y subgerente de la empresa Coca Cola, por lo que los elementos de seguridad fueron movilizados.

Chilpancingo

Policías antimotines se enfrentaron con estudiantes y maestros disidentes en el zócalo de Chilpancingo, luego de que integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) se llevaran a dos ejecutivos de la empresa Coca Cola para canjearlos por tres de sus compañeros, los cuales fueron detenidos por saquear un camión repartidor de dicha empresa.

La sustracción de los funcionarios de la refresquera se registró aproximadamente a las 18:00 horas, cuando los integrantes del FUNPEG respaldados por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) llegaron hasta a sucursal ubicada sobre la lateral del boulevard Vicente Guerrero, cerca de las instalaciones de la 35 Zona Militar.

El FUNPEG se integra con alumnos de las nueve normales públicas de la entidad, los que comparten espacio con la coordinadora en el campamento que mantienen en la plaza central desde la jornada del 8 de octubre, en solidaridad con los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala de la Independencia.

La captura de los estudiantes Francisco Ángel Guerrero Honorato, de 20 años, José Armando Vázquez García, de 21 y José Morales Pinto, de 32 se registró alrededor de las 06:30 horas en la colonia Haciendita de Chilpancingo, cuando saqueaban un camión repartidor de la empresa Coca Cola.

Los normalistas fueron llevados por la Policía del Estado a las instalaciones de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), ubicada en el centro de la ciudad, entre la avenida Miguel Alemán y la calle Adrián Castrejón.

La posibilidad de que los maestros disidentes campamento acudieran a rescatar a los tres normalistas era real, pues las instalaciones del MP se ubican a tres cuadras de la plaza central.

Por esa razón los detenidos fueron movidos hacia las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) y después a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), en donde rendirían su declaración sobre los hechos.

Del enfrentamiento

La denuncia de FEMSA fue presentada en días pasados, a partir de los saqueos que los normalistas y profesores disidentes realizan constantemente de sus camiones repartidores.

Cuando los normalistas y profesores sustrajeron a los dos ejecutivos, la policía auxiliar que resguarda la sucursal de Coca Cola emitió de un reporte a la policía antimotines que se encontraba cerca.

Al menos 20 policías llegaron al centro de la ciudad casi al mismo tiempo que los normalistas, iban a bordo de dos camionetas y parte importante del recorrido lo hicieron a pie.

Con ellos se registró un primer enfrentamiento, los policías al asumirse en inferioridad numérica utilizaron gases lacrimógenos para contener el avance de los cetegistas y normalistas, ganaron tiempo hasta que llegaron sus refuerzos.

Con el arribo de más policías se recrudeció la confrontación, lo que propició el cierre de todos los negocios ubicados en todo el centro de Chilpancingo.

El intercambio de piedras, petardos y gas lacrimógeno se prolongó por espacio de media hora.

En la refriega se registraron dos profesores, solamente se identificó a Rosalba Tapia Galeana, quien fue bajada de un auto Jetta color arena, sometida a golpes por varios uniformados.

Se reportó un saldo de 10 lesionados, cuatro policías, cuatro profesores y dos reporteros.

Hasta el momento la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum) fungía como interlocutor entre las autoridades y los maestros, para facilitar la liberación de los ejecutivos de FEMSA, así como de los estudiantes y profesores detenidos.

El primer cuadro de la ciudad quedó cerrado a la circulación, cetegistas y miembros del FUNPEG mantienen el control del área, esperan que se concrete el canje de los retenidos.