Por falta de pruebas, liberan a 38 de los detenidos en Apatzingán

Un juez federal dictó formal prisión contra 6 de los 44 detenidos por los enfrentamientos; sin embargo, 5 de estos lograron su libertad provisional y uno quedó en la cárcel.

Morelia

La noche del jueves fueron liberados 43 de los 44 involucrados en la balacera del 6 de enero en Apatzingán, confirmó el alcalde de ese lugar, Alejandro Villanueva del Río.

"Nosotros estamos al pendiente de los ciudadanos liberados, vamos a platicar con ellos, vamos a acercarnos y obviamente la autoridad hará su cuestión  precisa, es un tema estrictamente judicial, como ayuntamiento no tenemos injerencia que bueno  es un hecho que se haya demostrado y que hayan salido es un gusto para sus familias y para Apatzingán”, dijo.

En entrevista para Noticias UM, el munícipe afirmó que con esto se habrá de dar vuelta a la página de los hechos ocurridos el pasado 6 de enero, donde murieron nueve personas.

El edil prefirió no ahondar en las discrepancias respecto al fallo del juez Quinto Federal y las imputaciones directas del comisionado, Alfredo Castillo Cervantes, quien en reciente conferencia de prensa dio cátedra de los elementos que señalaban a los hoy liberados como responsables de las muertes registradas.

Fuentes del Gobierno Federal confirmaron la liberación e informó que por lo menos a seis se les dictó auto de formal prisión por diferentes cargos de delitos federales.

La noche de ayer el juez Quinto de Distrito con sede en Uruapan, Jorge Armando Wong Aceituno les concedió la libertad a 38 de los detenidos, les dictó auto de formal prisión a seis de los cuales cinco salieron bajo libertad provisional y solo uno no alcanzo tal beneficio debido a que se le imputa la portación de arma exclusiva del Ejército.

Se prevé que en  las próximas horas Alfredo Castillo Cervantes emita su posicionamiento al respecto después de que apenas el reciente martes con apoyo de la Procuraduría General de Justicia del Estado diera cuenta y catedra de  un cumulo de dictámenes periciales y pruebas que señalaban a los hoy liberados como los responsables directos de 6 de las 9 muertes ocurridas en Apatzingán.