Marchan enfermeras en Acapulco

Los manifestantes piden que se les catalogue como profesionales y no como artesanos, además exigen aumento salarial, pago de horas extras y respeto a sus derechos humanos.

Ciudad de México

Más de 700 enfermeras del sector salud y de la Universidad Autónoma de Guerrero, provenientes de diferentes regiones, marcharon en la costera Miguel Alemán en protesta de que con la reforma de salud su trabajo es considerado como una actividad artesanal y no profesional.

Los inconformes gritaron consignas y portaron cartulinas en las que señalaron que ellos salvan vidas. Entre sus principales demandas están el aumento salarial, pago de horas extras y respeto a su profesión.

Vestidos con sus uniformes, los manifestantes marcharon desde el asta bandera hasta la Glorieta de La Diana y tras realizar un mitin, emprendieron el regreso caminando.

“Estamos acompañando a los compañeros enfermeras y enfermeros porque la pretensión del gobierno federal es denigrar la profesión de enfermería. No estamos de acuerdo porque hay personal que se ha preparado y capacitado y tienen la licenciatura y hasta con posgrado.

“Todos saben que en los hospitales siempre hemos trabajado con pocos recursos materiales y pocos recursos humanos, por eso exigimos aumento salarial, recategorización, y respeto de las autoridades federales para que no se les vuelva a ocurrir llamarnos artesanos”, reclamó Domingo de Jesús Fierro.

El movimiento estatal es por la “profesionalización de Enfermería”, además de que exigen al gobierno de la República “no a la segregación ocupacional”.

“Solo en México ser enfermero es un trabajo artesanal, y ser actriz un trabajo profesional”, decía una cartulina. Otra más reseñaba: “La salud en manos de enfermeras profesionales, no de artesanas”.

Una estudiante de enfermería de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) portaba una cartulina que decía: “Admiro a los artesanos pueden crear, yo no, solo cuido vidas”, y otra en la que se leía: “México donde los profesionales somos poca cosa y poca cosa es la primera dama”.

Durante su paso, el contingente provocó caos vehicular, a pesar de la presencia de la Gendarmería, quienes vigilaban la marcha.

A lo largo de la protesta lanzaron consignas para demandar un código de licenciados en Enfermería, aumento de sueldo, pago por hora y de acuerdo a sus niveles académicos y de antigüedad, así como pago doble de horas extras y respeto a sus derechos humanos.