Encuentran restos humanos en dos fosas clandestinas en Chilapa

El hallazgo se realizó en un predio en donde en noviembre del 2015 se encontraron 11 cráneos y extremidades bajas en el crucero que va a la comunidad de Ayahualulco.
La búsqueda se realizó en el cerro del Tepehuixco.
La búsqueda se realizó en el cerro del Tepehuixco. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Con el apoyo de integrantes del colectivo "Los otros desaparecidos de Iguala", habitantes de Chilapa encontraron dos cuerpos en el punto conocido como el cerro del Tepehuixco, sobre la antigua carretera hacia Chilpancingo.

La zona, en la que estaban sepultados los restos, ya había sido trabajada por la Fiscalía General del Estado de Guerrero en noviembre de 2015, en donde se encontraron 11 cráneos de personas que fueron ejecutadas y las extremidades bajas tiradas en el crucero que va a la comunidad de Ayahualulco.

Antes de iniciar la búsqueda, los integrantes del colectivo "Siempre Vivos", que representa el profesor José Díaz Navarro, recibieron el reporte de que dicho lugar había sido reutilizado por presuntos integrantes de la delincuencia organizada para sepultar a sus víctimas.

En el cerro del Tepehuixco, los integrantes de la primera expedición que se realiza en Chilapa integraron tres equipos de ocho personas que utilizaron picos, palas y barretas para hurgar en los puntos que tuvieran aspecto de fosa clandestina.

No pasaron más de 20 minutos para que se registrara el primer avistamiento de un montículo de tierra removida. A pocos centímetros del sitio en el que la policía encontró la fosa en 2015, excavaron y a poca profundidad se detectó una tela roja, probablemente una franela o playera.

Escavaron con la mano cubierta, a manera de guante, y uno de los representantes de "Los otros desaparecidos de Iguala" descubrió la pelvis, siguió y tuvo a la vista una mandíbula humana.

Indicó que se trataba de una persona a la que sus asesinos le destrozaron el cráneo, porque ante los primeros contactos registró la caída de un diente y la fragmentación de la coronilla del cráneo.

En otra fosa estaban los restos de una persona desfasada, pues en una bolsa negra fueron depositadas las piernas y en otra más la cabeza.

Por el hedor, al momento de abrirla, los activistas calcularon que dichos restos fueron depositados hace un año.

Solicitaron la presencia del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense para que verificaran los hallazgos y realizaran el levantamiento de los restos, lo que se demoró una hora más.

Al filo de las 14:00 horas llegaron al punto los peritos de la Fiscalía General, quienes argumentaron que no había médicos forenses disponibles y que sin ellos no se podía realizar el levantamiento correspondiente.

José Díaz Navarro anticipó que la búsqueda seguirá mañana y que hay el reporte de al menos 10 puntos más en igual número de comunidades en donde existen más fosas clandestinas.