En febrero comenzará la demolición del estadio en Oaxaca

La obra será parte del complejo cultural que se está realizado en la zona de la Ciudad de las Canteras, donde también se edifica la Ciudad de los archivos.

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca anunció que a partir del mes de febrero iniciará la demolición del viejo estadio de futbol que está ubicado en el municipio de Santa Lucia del Camino, como fase previa para iniciar la construcción del nuevo Centro de Convenciones de Oaxaca.

El secretario de Turismo y Desarrollo Económico, José Zorrilla, confirmó que luego de que el pasado 7 de enero el gobernador Gabino Cué, anunciara la nueva sede donde se construirá el centro de convenciones de la Ciudad de Oaxaca se ha empezado el proceso de licitación de la obra que estará a cargo de la Secretaria de las Infraestructuras y Desarrollo Sustentable (Sinfra).

Dijo que previo a definirse la empresa constructora responsable de ejecutar la obra, se llevara a cabo la demolición del viejo estadio.

"Tengo entendido que los trabajos de clausura y demolición del estadio de futbol que ocupa "Los alebrijes" será después del juego del 3 de febrero, antes de que se trasladen a su nuevo estadio que fue edificado en los campos deportivos del Instituto Tecnológico de Oaxaca, que están localizados en la ribera del rio Atoyac, en la parte poniente de la capital".

La obra será parte del complejo cultural que se está realizado en la zona de la Ciudad de las Canteras, donde también se edifica la Ciudad de los archivos y se lleva a cabo la recuperación del espacio cultural, deportivo y recreativo.

Lo que implicará que se otorgue una nueva imagen integral a la zona, retirándose los lugares que sean de conflicto como bares, cantinas o espacios que generaban discordancia.

En tanto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dejó sin efecto la consulta ciudadana realizada en Oaxaca para determinar si debía construirse un Centro de Convenciones en el Cerro del Fortín.

Los resultados de la consulta realizada en octubre de 2015 arrojaron más de 12 mil votos a favor de la construcción y alrededor de 5 mil en contra.

El Tribunal dio la razón a un ciudadano que impugnó la consulta, bajo el argumento de que por la importancia natural y social del lugar todos los habitantes de Oaxaca y no solo los habitantes de la capital debieron participar en el ejercicio. Figuras públicas como el pintor Francisco Toledo se han manifestado contra la construcción de esa obra.