• Regístrate
Estás leyendo: Empresas en SAPICA, de la reinvención al éxito
Comparte esta noticia

Empresas en SAPICA, de la reinvención al éxito

Pablo Meza inició en 1990 en la fabricación de calzado de seguridad, su producto se vende en varios países entre ellos, Estados Unidos, quien reconoce que el calzado de Guanajuato tiene pote

Publicidad
Publicidad

En 1990 el señor Pablo Meza incursionó en la fabricación de calzado de seguridad. Heredero de tradición campesina en Los Altos de Jalisco, era la primera ocasión que se aventuraba en la industria zapatera. Hoy su marca se exporta a varios países, entre ellos Estados Unidos.

Hombre tranquilo, sereno, observa a cada uno de sus prospectos que se detienen a observar su stand en el pasillo de nuevos desarrollos en la Sala de la Piel y del Calzado. En una pausa reconoce "el calzado de Guanajuato tiene mucho potencial".

Y lo sabe bien porque no es la primera ocasión que se ha reinventado. Confiesa que luego de ser uno de los más importantes fabricantes de calzado de seguridad, tuvo un revés por las condiciones del mercado que le obligó a reorientar su mercado y dirigirse al zapato casual.

Al poco tiempo de mantener con su nueva línea de producción, el segundo revés en el mercado lo dejó en otra encrucijada "hay que renovarse o morir, esa es parte de la filosofía". Y finalmente se renovó.

El auge del sector automotriz fue lo que llevó a don Pablo a ver un nicho de mercado y subirse de lleno a la nueva vorágine del sector industrial recién llegado a Guanajuato. Un nicho de mercado que necesitaba de distribuidores locales, ya no de autopartes, sino en calzado.

"Hoy nosotros vendemos calzado industrial, con un toque de moda y casual, para la industria automotriz. Nuestra línea es para altos ejecutivos pero hay empresas que las compran para todo su personal en las áreas de producción y de ingeniería en primer nivel" dice quien ya en dos ocasiones se reinventó y se reencontró con la industria.

Por eso considera que el calzado de Guanajuato tiene potencial, porque donde lleve el mercado hay la posibilidad de crecer.

Hoy Workman ingresó a otro mercado, el mercado de la nostalgia con un modelo de suela de goma "como el que todos usamos en la escuela. Es un zapato de los 70 y 80 que tiene mucha aceptación en el mercado".

Conoce que es ahí, el mercado de la nostalgia, donde se logra otro nicho de mercado de alta rentabilidad.

Formador de una segunda generación, mantiene firme su filosofía: "esta es una industria que da mucho, pero hay que trabajarle. Tenemos que aprender a reinventarnos y ofrecer siempre lo que el mercado pide. Nosotros nos hemos reinventado ya dos veces, y vamos por más", dice.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.