• Regístrate
Estás leyendo: Empezó con grietas y terminó con colapso de 96 casas en BC
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 04:10 Hoy

Empezó con grietas y terminó con colapso de 96 casas en BC

Vecinos del fraccionamiento Valle del Pedregal perdieron su patrimonio por las grietas que brotaron en la zona. Antes del accidente alertaron que las obras de Grupo Melo estaban afectando el suelo.

Publicidad
Publicidad

Liliana Padilla

Los vecinos de Lomas del Rubí vieron cómo brotaban las grietas en las paredes de sus casas y conforme pasaron los días, las calles comenzaron a abrirse, hasta que sus casas terminaron al pie de un barranco, completamente destruidas.

Primero fueron unas 50 casas, la cifra subió hasta 96 y podría superar las 100, porque la tierra aún se desliza, mientras los damnificados arriesgan su vida y amarrados con cables y cuerdas se lanzan a los escombros de sus propiedades para intentar rescatar algunas de sus pertenencias.

“Nosotros salimos porque ya era imposible vivir ahí, se empezaron a cuartear primero mis escalones y ya después la casa, pero para eso habíamos sacado a los niños, ya solo veíamos qué podíamos agarrar, pero era de tomar lo que pudieras e irte”, relata entre lágrimas Guadalupe Soto, una de las más de 400 personas que lo perdieron todo.

TE RECOMENDAMOS: Colapsan 70 viviendas en Baja California

Hasta hoy no hay un dictamen que determine las causas de lo sucedido entre el 2 y 3 de febrero. Sin embargo, los vecinos culpan a la constructora Grupo Melo, porque desarrolla el fraccionamiento Valle del Pedregal al pie del cerro donde se encontraban sus casas.

“Este movimiento de tierra no nos han dicho qué lo provocó, pero nosotros todo esto lo empezamos a notar a partir de que la constructora, que tenemos cercana y es Grupo Melo, creó un fraccionamiento; empezó a desmontar un cerro que tenemos atrás, que son varios, y empezó a hacer excavación del cual hizo la sensibilidad, el movimiento de las casas, banquetas y calles”, asegura Mariana Morales, representante de los vecinos de Lomas del Rubí.

El secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Alejandro Lomelín, asegura que Lomas del Rubí es una zona de riesgo, donde las viviendas se asentaron de manera irregular hace más de 30 años y de manera paulatina se regularizaron.

“Sí hay temas muy precisos que pueden provocar un deslizamiento en un menor tiempo. Eso es lo que nosotros tenemos que establecer. Hay discrepancias en el proceso constructivo versus las recomendaciones geotérmicas del proyecto original”, indicó.

Las autoridades aseguran que el dictamen no busca señalar culpables y la prioridad es apoyar a las más de 400 personas que se quedaron sin casa. Sin embargo, los vecinos que perdieron todo están inconformes con el cheque de 15 mil pesos que se ofreció como apoyo económico para cubrir la renta de un techo y todas sus pertenencias perdidas.

De acuerdo con el director de Protección Civil de Baja California, Antonio Rosquillas, aunque la orografía de Tijuana es proclive a los deslizamientos, en Lomas del Rubí hubo algo más. La constructora hizo cortes al pie del cerro, lo que causó el derrumbe.

“Puedo decir que no hay evidencia mejor que el ver cómo cortaron la parte de abajo del cerro, le quitaron el sustento y eso provocó que se viniera abajo”, afirmó el funcionario estatal.

TE RECOMENDAMOS: Todo empezó con unas grietas y al final 400 personas lo perdieron todo

El funcionario, quien tiene más de 15 años al frente de Protección Civil municipal y estatal, explica con imágenes aéreas de los días previos y posteriores al deslizamiento, que a diferencia de otros eventos similares, comunes en esta ciudad fronteriza, en Lomas del Rubí “le quitaron demasiado material al cerro y rompieron el justo balance que había entre la ladera con la base del cerro”.

Sin embargo, habrá que esperar a conocer el dictamen, que de acuerdo con el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, estará listo dentro de 20 días. En tanto, esta misma semana concluirá la entrega de 96 cheques como apoyo económico a las personas afectadas y se mantiene la vigilancia de la policía para evitar el robo de las pertenencias de las personas que perdieron sus hogares.

El funcionario municipal aseguró que Grupo Melo —que no ha hecho declaraciones sobre los señalamientos en su contra— se comprometió a actuar con responsabilidad social.

“He estado en pláticas con los representantes de la empresa y quienes en todo han mostrado reciprocidad en la intención de solventar la problemática, que es lo que queremos, que se solvente la problemática; después veremos qué fue lo que generó y quiénes son los culpables”, señaló el alcalde fronterizo.

TE RECOMENDAMOS: Daminificados de Lomas del Rubí siguen en espera de apoyos

Representantes de Grupo Melo dijeron a MILENIO que en cuanto esté listo el dictamen habrán de fijar una postura de manera conjunta con el ayuntamiento.

En tanto, las obras de construcción del fraccionamiento donde habrá casas de lujo está detenido y solo se realizan labores de edificación de un muro que sostenga la base del cerro y que al mismo tiempo evite que lo que ya se derrumbó caiga hasta la zona en construcción.

“Se dio el ordenamiento para que la desarrolladora hiciera el arrope en la falda del talud, igual se está haciendo y hasta el sábado se tenía un avance aproximado de ese arrope y acuñamiento para evitar no que se siguiera moviendo pero que se minimizara el deslizamiento”, explicó Alejandro Lomelín.

En las calles de Lomas del Rubí que aún no registran cuarteaduras, los vecinos se ayudan entre sí a recuperar pedazos de puertas, herrería y artículos personales, sostenidos por cuerdas o el cableado de luz para descender hasta donde quedaron los restos de sus casas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.