• Regístrate
Estás leyendo: Ellas no se quedaron en la UNAM...y luego sí, tras revisión de examen
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 23:04 Hoy

Ellas no se quedaron en la UNAM...y luego sí, tras revisión de examen

Por error, estas tres jóvenes 'reprobaron' el examen a la prepa cuando supieron que su puntaje obtenido no era mayor a 40 aciertos. 

Publicidad
Publicidad

Nathalie, Ana Paula y Frida, tres jóvenes de 15 años que aspiraron ocupar un lugar en la UNAM, vivieron ser rechazadas de la Máxima Casa de Estudios al reprobar el examen que la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) aplicó para ingresar al bachillerato.

Las tres jóvenes recibieron la mala noticia de que su puntaje obtenido no era mayor a 40 aciertos. Sin embargo, la UNAM y la Comipems reconocieron que la prueba de ingreso de 128 preguntas tuvo un desfase con la hoja de respuestas de 11 mil 51 aspirantes y que revisarían los resultados nuevamente.

Aunque la puntuación de las tres pasó a más de 100 puntos, el daño ya estaba hecho. Cada una cuenta a MILENIO cómo fue esta mala experiencia.

Alumna de "10" reprueba examen

Nathalie Peña Téllez, de 15 años, estudió la secundaria en el Colegio Cultural México Plantel Aragón y desde pequeña estuvo becada por sus buenas calificaciones.

Con un promedio de 9.0 y con el sueño de ingresar a la UNAM, Nathalie estudió mucho para obtener un lugar en la Escuela Nacional Preparatoria 9 "Pedro de Alba", su primera opción en el examen de la Comipems.

Tras tomar un curso de capacitación, dijo estar lista para responder el examen que la Comipems aplica cada año para designar alguna preparatoria.

Cuando presentó la prueba, aseguró haber contestado bien. Estaba muy segura de sí y que lograría ser parte de la UNAM, pero un error ajeno la puso triste por presuntamente no lograr una puntuación buena.

De acuerdo con los resultados publicados el 5 de agosto por la Comipems, Nathalie logró sólo 34 ciertos.


"Cuando por primera vez abrí la página de la Comipems para ver mi resultados, sí me desconcertó demasiado y me bajó el ánimo conocer un puntaje bajo. Desde el 5 de agosto fue un fin de semana muy largo porque no me considero una mala alumna y aparte me preparé bien. No dormí por estar pensando qué había hecho mal", dijo en entrevista telefónica con MILENIO.

Yanet Téllez Solís, madre de Nathalie, preguntó a su hija que si se había puesto nerviosa o si había llenado mal los óvalos de respuestas, pero la joven lo negó.

Desesperada porque su hija no dejara de estudiar, Yanet pensó inscribirla en una preparatoria privada, pero una noticia a tiempo la detuvo.

La UNAM informó que revisaría nuevamente las pruebas, la Comipems ofreció asesoría para quienes consideraran que sus resultados estaban mal.

El 8 de agosto Yanet y Nathalie acudieron a un módulo de la Comipems para solicitar una revisión. Llegaron a las 08:00 horas y les impresionó la cantidad de padres e hijos en la misma situación. Ambas hicieron fila por cuatro horas para ser atendidas.

Un proceso de "mucha confusión"

Yanet dijo en entrevista que el proceso de recepción de documentos "era muy incierto".

"No te sellaban o daban alguna señal de que recibieron la carta o algo. Esperamos demasiado tiempo para que nada más nos dijeran '¡Entreguen la carta y ya se pueden retirar! 'Si tienen todos los datos, ya les informaremos'. Entonces había mucha confusión. Honestamente no salí de ahí hasta que me firmaron una copia de recibido", cuanta la madre de la joven.

Cuatro días después, a las 10:00 horas, Nathalie recibió un correo electrónico que le confirmaba que su examen fue calificado erróneamente y su puntaje pasó de 34 a 111 aciertos, los cuales le daban el acceso a la Escuela Nacional Preparatoria Número 9 "Pedro de Alba" de la UNAM.

A pesar de esta mala experiencia, Yanet López confirmó que Nathalie nunca falló. "Tengo la fortuna de tener a una hija que siempre ha sido becada por buenas calificaciones y recibir la noticia que sólo tuvo 34 puntos fue un impacto moral y psicológico muy fuerte para ambas. Sí nos desmoralizó esto. Entramos en una depresión porque no lo podíamos creer; estábamos cabizbajas", dijo.

Para Nathalie, tanto la UNAM como la Comipems deben "checar mejor para la próxima vez cómo califican los exámenes, pues jugaron con las esperanzas y sueños de jóvenes que se esforzaron mucho tiempo".

Medallista de nado sincronizado, 'tiende podio' en examen

Ana Paula Martínez, una joven de 15 años y seleccionada nacional de nado sincronizado, sintió mucha tristeza al ver que en la prueba de Comipems sólo obtuvo 33 puntos.

Sin embargo, algo dentro de ella le hizo sentir que el resultado no era el correcto, pues durante un año tomó un curso de preparación para el examen de nivel medio superior y en todos los exámenes de simulación que ahí realizaba, siempre obtuvo un puntaje mayor.

"Yo estaba súper emocionada. Llevaba mucho tiempo esperando los resultados y la verdad mi primera reacción al ver los 33 aciertos que me dieron, me llevó a la idea de que estaban mal y que había un error.

"Me frustré después porque en este tipo de exámenes, donde los califican a computadora, cualquier error como no usar el lápiz correcto o que te hayas saltado alguna pregunta, ya con eso puede quedar casi todo mal. Me enojé mucho, me puse muy triste; pasé un mal rato", contó la joven deportista.

Ana Paula, quien en 2016 logró una presea de plata individual durante el torneo panamericano en San Juan, Puerto Rico, al enterarse que la UNAM calificaría nuevamente las pruebas, solicitó una revisión de su examen.


"Una parte de mí pensaba que el resultado inicial estaba mal, pero por otra no había sucedido que en el concurso de la Comipems hubiera un error tan grande, entonces sí me puse muy triste pensar que fue mío el error", dijo.

Luego de entregar la carta en la que solicitó una revisión a sus resultados, el miércoles recibió la gran noticia: su examen fue calificado mal.

La sonrisa de Ana Paula regresó cuando vio que en su puntaje real era de 113 aciertos, los cuales le dieron un lugar en la Escuela Nacional Preparatoria Número 2 "Erasmo Castellanos Quinto" de la UNAM.

"Ya estoy contenta de saber que estoy adentro, pero ver la cara de otros niños que también estaban solicitando su revisión te hace pensar mucho las cosas, por lo menos yo tengo otras opciones relacionadas con mi actividad deportiva, pero otros aspirantes no, ya que les ofrecían escuelas muy alejadas de sus domicilios", comentó.

Tanto Nathalie como Ana Paula presentaron su examen en el Centro Cultural Anáhuac en la delegación Iztapalapa en el cual, de acuerdo con testimonios en redes sociales, se reportaron mayores casos de aspirantes con resultados presuntamente bajos entre 30 y 40 aciertos.

"Pensé que había sido un error en la página"

Frida de la Cruz Medina también formó parte de los 11 mil 51 aspirantes afectados por una evaluación errónea en su examen a la prepa.

El día que se dieron a conocer los resultados de la Comipems, ella y su familia quedaron muy sorprendidos al leer en el monitor de una computadora que Frida sólo había logrado 32 aciertos.

Más allá de la tristeza y el enojo, se sintió confundida. Estaba segura que "había sido un error, que faltaba que cargara bien la página, o algo así".

Fue entonces que al ingresar nuevamente a la página de la Comipems para consultar "ahora sí bien el resultado" confirmó que su puntaje era de 32 aciertos.

Frida, quien tomó un curso de preparación en el cual cada fin de semana se le aplicaban exámenes de simulación y sacaba más de 90 aciertos, dijo que el examen oficial se le hizo fácil.


"Ese día me sentí muy bien, estaba muy confiada; no me esperaba para nada esto", dijo.

La joven aspirante, al enterarse de la falla en los resultados, solicitó una revisión a su examen.

"El mismo día que salió el comunicado de la UNAM de que había un desfase en los exámenes fuimos a preguntar y nos dijeron que nunca había pasado, que era casi imposible. Nos dijeron que podíamos hacer una carta solicitando la revisión, pero no creía que fuera un error", contó.

Posteriormente supo que su puntaje real fue de 115 aciertos, cifra suficiente para ingresar a su primera opción: la Escuela Nacional Preparatoria 6 "Antonio Caso" de la UNAM.

De acuerdo con la universidad, de los 11 mil 51 casos detectados con error en los aciertos, sólo 3 mil 613 jóvenes fueron aceptados tras esta segunda revisión de exámenes.

Las tres jóvenes coincidieron que las autoridades educativas deben a ser más precavidas y tener más cuidado al momento de dar los resultados porque al final de cuentas pese a que se solucionó les hicieron pasar un muy mal rato.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.