Guerrero sigue viviendo momentos difíciles: gobernador

Rogelio Ortega dijo que a los candidatos se les olvida lo que está pasando en el estado y “cualquier viento” podría reavivar el fuego.
El gobernador dijo que Guerrero lka situación es difícil.
El gobernador dijo que Guerrero lka situación es difícil. (Javier Trujillo)

Acapulco

Rogelio Ortega, gobernador sustituto de Guerrero, aseguró que "a veces" a los candidatos se les olvida que sigue siendo un momento difícil para la entidad y que cualquier viento puede reavivar el fuego en contra de los políticos corruptos.

Ayer, Héctor Astudillo, candidato priista a la gubernatura de Guerrero, exigió a Ortega "sacar las manos" del actual proceso electoral, pues acusó que beneficia política y económicamente a Beatriz Mojica, y al resto de contendientes del PRD.

"Las pasiones políticas a veces se desbordan, lo que tengo que hacer es guardar la mesura, no me pelearé con nadie, es un momento muy difícil para Guerrero.

"A veces a los candidatos se les olvida que las brasas del conflicto están todavía incandescentes y que cualquier viento puede reavivar el fuego que lo vimos como se expresó en contra de los símbolos del poder y de los políticos corruptos", enfatizó.

Al encabezar el LXXIII aniversario del Día de la Marina en Acapulco, el actual mandatario estatal subrayó que "por supuesto que tengo las manos limpias" y que no se peleará con nadie.

Ortega reiteró que los focos rojos para el próximo domingo son Tlapa, Chilapa y Tixtla, donde, dijo, se desplegarán todas las instituciones de seguridad tales como las policías estatal, Federal y el Ejército.

"(En estos puntos) Tomar medidas especiales para garantizarle a los ciudadanos guerrerenses la emisión de su voto de manera libre y sin zozobra.

"He trabajado todos los días para que la elección se realice en paz y para entregarle la estafeta a quien el pueblo de Guerrero habrá de gobernar durante los próximos 6 años", dijo.