Chihuahua pide justicia ante corrupción del gobernador: Corral

El candidato del PAN a la gubernatura dijo que su triunfo es claro y prometió dar seguimiento a la principal exigencia de su campaña: llevar ante la justicia al gobernador César Duarte.
Javier Corral ya votó en Chihuahua.
Javier Corral, candidato del PAN a la gubernatura de Chihuahua. (Especial)

Ciudad de México

Javier Corral, candidato del PAN al gobierno de Chihuahua, aseguró que el resultado de la elección es claro y que la suya es una victoria histórica para el estado.

"Las cosas están claras y ésta es una histórica victoria del pueblo de Chihuahua", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

Con 82.8 por ciento de las actas computadas en el PREP, el panista Javier Corral tiene 39.8 por ciento de la votación, casi nueve puntos arriba del candidato del PRI, Enrique Serrano, quien lleva 31.02 por ciento.

"La elección termina con nueve puntos de ventaja, aunque creemos que la diferencia será de diez", dijo Corral.

El candidato panista dijo que el principal activo del nuevo gobierno será darle seguimiento a la principal exigencia de su campaña, "llevar ante la justicia a César Duarte para que pagara por lo que hizo".

Recordó que desde hace dos años ha emprendido en instancias legales una lucha contra la "corrupción política" del gobernador de Chihuahua.

"Nosotros vamos a contribuir con el Ministerio Público en términos de la denuncia contra él, vamos a abrir las averiguaciones necesarias para que lo robado sea recuperado al patrimonio", dijo.

En entrevista con Adela Micha en Imagen Radio, dijo que el triunfo en las elecciones es del pueblo de Chihuahua, y trascendió al PAN y su propia candidatura.

"Acá se construyó un movimiento social y político de carácter plural, un gran frente opositor" que "es depositario en este momento de una enorme esperanza, la esperanza del pueblo de Chihuahua, por supuesto, en que se haga justicia frente a la corrupción del gobernador".

Prometió que entre sus primeras acciones está revisar la deuda y reorganizar el presupuesto público, para enfocarlo prioritariamente a la agenda social.