Se juega PRD su futuro político este domingo: Encinas

El senador perredista consideró que el partido requiere rectificar el camino, unificar tribus y fortalecerse, si aspira a competir en la elección federal de 2015. Debe abrirse a nuevos liderazgos.
El senador perredista Alejandro Encinas, dijo que las reformas estructurales han modificado sustancialmente al país y la izquierda no puede seguir actuando como lo hacía.
El senador perredista Alejandro Encinas, dijo que las reformas estructurales han modificado sustancialmente al país y la izquierda no puede seguir actuando como lo hacía. (Especial)

Cancún

El senador perredista Alejandro Encinas Rodríguez, dirigente del Frente de Izquierda Progresista de ese partido, advirtió que el domingo ese partido se juega su futuro en la política nacional.

"Las reformas estructurales han modificado sustantivamente al país, la izquierda no puede seguir actuando como hace diez años", explicó tras una gira de apoyo a sus candidatos para la elección interna de este fin de semana.

Admitió que una serie de tumbos, tropiezos y descalabros marcaron sus 25 años de vida del Partido de la Revolución Democrática. El domingo 7 de septiembre tiene ante si acaso el último llamado a retomar el camino, unificar tribus y fortalecerse, si aspira a competir en la elección federal de 2015.

Al termino de una gira a este centro turístico en apoyo a los candidatos a consejeros del Frente de Izquierda Progresista en Quintana Roo, el senador Encinas Rodríguez afirmó que el PRD requiere una profunda reorientación."

"Llegamos a esta elección en un escenario distinto al que enfrentamos los últimos años, las reformas estructurales han modificado sustancialmente al país y la izquierda no puede seguir actuando como lo hacía", manifestó.

En rueda de prensa, con la secretaria nacional de Jóvenes, Zac Muckuy; el coordinador nacional del Frente, Pablo Cortez Córdova; la regidora de Tulum, Elizabeth Bardales, y los candidatos de la planilla estatal, Leobardo Rojas, y Dalia Canché, el senador Encinas agregó "el PRD debe abrirse a nuevos liderazgos, sobre todo de jóvenes.

Oradores críticos señalaron que "el PRD ahora vive una espiral descendente que parece no tener fin, sufre fracturas internas de las que no se repone, con desbandadas a otros partidos como el PT, Movimiento Ciudadano y Morena, de López Obrador."

También apuntaron que el PRD desaprovechó oportunidades políticas. En 2006, dejó pasar la posibilidad de ganar el Congreso de la Unión. Pero traiciones internas, intereses y líderes locales arruinaron coyunturas; se impusieron intereses de grupos como el de Cuauhtémoc Cárdenas y el partido perdió oportunidades que no se repetirán.

Alejandro Encinas llamó a la conciliación y dijo que se busca rectificar el rumbo del partido. Para esto se lucha por integrar un Frente Amplio de las izquierdas, que sumará una nueva mayoría y establecerá una nueva correlación de fuerzas de la que surja "un nuevo proyecto distinto, sin sumisión ni subordinación a un dirigente –como en el pasado inmediato-- sino la integración de un proyecto político".