El gobierno ruso advirtió a México del riesgo que era Makeev

La cónsul honoraria en Cancún, Armina Wolpert, reiteró la petición formal de protección para el ciudadano ruso ante posible linchamiento. Pidió iniciar el proceso para deportarlo, pero no lo hicieron.

Cancún

La cónsul de la Federación Rusa en Cancún, Armina Wolpert, señaló que siete meses antes del fallido linchamiento de Aleskei Makeev aquí, las autoridades migratorias mexicanas sabían del peligro que representaba el personaje en Cancún, en donde desde el 9 de febrero de este año vivía como ilegal en esta ciudad.

TE RECOMENDAMOS: Por transmitir agresión al 'ruso' Fiscalía de QR los busca

"El 9 de febrero él debió salir del país, su estatus migratorio era irregular, era un no indocumentado. No lo hizo y tampoco fue exhortado a salir del México por Migración", explicó.

La diplomática aseveró que Aleskei Makeev es ruso, pese a que en sus desvaríos se proclamaba ucraniano públicamente, como se aprecia en internet. Es ruso y tiene pasaporte ruso vigente", insistió.

Armina Wolpert, quien es cónsul honoraria, aseguró que días antes del pasado viernes, el gobierno ruso solicitó protección para Makeev, "ante la posibilidad latente de que fuera linchado, como se convocaba en redes sociales.

TE RECOMENDAMOS: Migración abre 3 carpetas de investigación contra ruso

"El día anterior y el mismo día reiteramos la petición formal de protección para el señor Makeev, e iniciar el proceso para deportarlo. En las redes sociales se hablaba de venganza en términos alarmantes", expuso.

Dijo que a partir del 25 de noviembre de 2016 el consulado inició un seguimiento sobre Makeev, tras su arresto por alteración del orden público, tras la investigación el Consulado envió una nota al Instituto Nacional de Migración y a la secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, advirtiendo del peligro del personaje para la sociedad cancunense.

"Desde ahí descubrí su condición sociópata, mantenía varios canales en YouTube, que le fueron cerrados por su tono extremista y las agresiones que expresaba, de esto el mismo 25 de noviembre se turnó nota a las autoridades de Migración y Seguridad Pública sobre el peligro del personaje", agregó.

TE RECOMENDAMOS: Ruso que intentaron linchar en Cancún está estable 

"advertimos en Makeev un peligro en potencia para la sociedad y lo notificamos de inmediato a las autoridades mexicanas. Estas como que no hacía nada, el tema era ya era muy desagradable para la sociedad. Tanto Migración como la autoridad municipal sabía de él, tenían su dirección, copias de sus papeles".

Recordó que en diciembre de 2016 el ruso protagonizó una nueva falta por la que fue arrestado y trasladado a la estación migratoria de Chetumal, donde revocaron su estatus de residente permanente.

"A partir de esto, el personaje solía decir que no tenía ningún papel, lo cual era mentira, y se pidió a la Embajada Rusa en México su pasaporte, lo que implica un proceso largo".

TE RECOMENDAMOS: Fiscalía indaga a policías tras ataque contra el 'ruso' en Cancún 

Aleskei Makeev acudió a la Comisión de Derechos Humanos para pedir la renovación de su estatus migratorio alegando que fue cancelado ilegalmente, por ello la Embajada a través del Consulado solicitó que no se aprobara la renovación solicitada.

"Makeev es muy hábil sabe manipulador a la gente, los funcionarios encargados consideraron difícil negarle el servicio por su carácter humanitario", consideró.

El Consulado estaba muy preocupado por la cantidad de quejas de la propia comunidad rusa en Cancún sobre este personaje y pedían que fuera deportado de México.

"La comunidad rusa está indignada, desde noviembre eran constantes llamadas, avisándonos, insistiendo en que este señor fuera deportado. Hoy la comunidad rusa está muy apenada por lo que sucedió, asentó la diplomática.

Armina Wolpert aclaró que el Consulado estaba imposibilitado para deportar a Aleskei Makeev, toda vez que su estancia en el país era legal, además de que no cuenta con antecedentes penales en Rusia ni es buscado por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés).

"En muchas ocasiones explicamos que no teníamos la oportunidad de intervenir porque el ciudadano está legal en el país, está sobre suelo mexicano, no está buscado por Interpol, no tiene ningún antecedente penal, no tenemos derecho jurídico ni argumento para interferir", acotó.

MMR