• Regístrate
Estás leyendo: El Zapotillo se deteriora y corre riesgo con lluvias
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 13:32 Hoy

El Zapotillo se deteriora y corre riesgo con lluvias

Una avenida extraordinaria puede ocasionar anegamiento de poblados y daños en la estructura de la presa, advierte la Unops

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

La presa El Zapotillo, cuya edificación está detenida físicamente desde el 3 de julio de 2014 en 79.7 metros de altura por mandato judicial, está en proceso de deterioro y significa un riesgo en el caso de la presentación de una avenida extraordinaria de agua por el río Verde, efecto del temporal y sobre todo, de una eventual presencia ciclónica en la zona, advierte un documento de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés), en el contexto de la “tercería” contratada por el gobierno de Jalisco para definir el futuro del proyecto.

Se trata del “producto temprano” denominado “análisis de escenarios de regulación de la presas y las implicaciones operativas de la misma en diferentes situaciones”, emitido en mayo pasado y hecho público en el sitio web http://semadet.jalisco.gob.mx/desarrollo-territorial/ordenamiento-ecologico-territorial/jalisco-sustentable-cuenca-rio-verde.

Con el subtítulo “evaluación del comportamiento de la presa El Zapotillo ante eventos de crecida en la situación de suspensión temporal a cota 1,629.70 msnm” (metros sobre el nivel del mar), el documento establece diversos riesgos por tratarse de una obra no completada, dado que tiene un canal de desvío que es provisional y que suele ser diseñado para tres años, mientras que en este caso van ya más de cinco y puede no responder a una presión extrema, señala.

“Se realizó un análisis a efectos de identificar los potenciales escenarios de riesgo o falla de las distintas estructuras de contención o pasaje de caudales para la situación actual, con la presa suspendida en situación de desvío a cota 1,629.7 m. Este análisis tuvo como objetivo el de identificar aquellos sectores que pudieran ser críticos para la seguridad de la presa y las consecuencias sobre los pobladores que pudieran estar afectados por un aumento de los niveles del embalse o por la evacuación de importantes caudales hacia aguas abajo de la presa”.

Lo evaluado en el documento: “el riesgo ante el aumento del tiempo de exposición ante eventos extraordinarios de la obra en situación transitoria de desvío; en relación a la crecida de diseño del desvío; en relación al diseño hidráulico de los conductos de desvío; los potenciales impactos derivados de la obra operando en situación de desvío ante una crecida extraordinaria, que llevaría a los conductos a operar sometidos a alta presión y alta velocidad; el potencial bloqueo de la embocadura o de los conductos de desvío y la posibilidad de sobrepaso por sobre el cuerpo de la presa; formación de una brecha en margen izquierda y eventual impacto aguas abajo; falta de actualización e implementación del plan de acción durante emergencias [sic]”.

En el caso del desvío del río, necesario para el implante de los cimientos de la presa, fue diseñado para un caudal máximo de 2,233 metros cúbicos por segundo “a ser evacuados a través de los conductos de desvío. Si bien es esperable que los conductos operen regularmente como canales a superficie libre, esta condición de evacuación máxima de diseño implica que los conductos trabajan a presión con una carga hidráulica del orden de 39 m respecto del eje de los mismos”. Los datos históricos de crecidas en la zona hablan que en 1973 se presentó a tres mil m3 por segundo. El planteamiento es que las condiciones físicas deben ser ajustadas para que eso no se convierta en un problema, pues puede derivar en obstrucción del canal de desvío y un incremento temporal de almacenamiento que dejaría bajo las aguas a Acasico y Palmarejo, y amenazaría a Temacapulín y El Zapotillo, además del deterioro importante de la obra civil existente [ver gráfico anexo].

El hecho de que se pudiera producir el bloqueo parcial o total de uno o ambos conductos de desvío provocaría, como consecuencia inmediata, un llenado del embalse prematuro y finalmente, dependiendo de la magnitud de la crecida, un sobrepaso por sobre las ataguías y el propio cuerpo de la presa”. Tampoco se descarta la formación de una brecha por un costado de la cortina que ocasione colapso de materiales. Lo urgente: actualizar el plan de acción e instalar hidrometría de precisión en la zona para actuar a tiempo.

Claves
Recomendaciones

Actualizar a la situación presente el Plan de Emergencia del Río Verde realizado por CONAGUA -2014 e implementarlo

Materializar una Sistema de Alerta Temprana (SAT) de crecida en tiempo real

Identificar y/o adecuar accesos alternativos a las poblaciones afectadas

Estudiar “las medidas estructurales (obras), tendientes a evitar la erosión de los estribos de la presa ante un evento de sobrepaso, en particular el cierre de la escotadura actualmente existente sobre la margen izquierda, uniformizando la cota de coronamiento temporario en 1,629.70”

Analizar la posibilidad del cierre del conducto de descarga margen izquierda de la toma Nº2.

Implementar un programa de seguridad de la presa

(Click en la imagen para ver más grande)

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.