• Regístrate
Estás leyendo: El proyecto que tuvo tres visiones para emprender
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 07:28 Hoy

El proyecto que tuvo tres visiones para emprender

La microempresa nació de una necesidad por desempleo, en la que se unieron tres emprendedoras que soñaron con crecer en la zona.

Publicidad
Publicidad

Jose Francisco Soto

Raquel Rodríguez González, es un ejemplo de emprendedurismo en la zona sur de Tamaulipas, quien durante los últimos ocho meses ha logrado desarrollar una clínica de belleza con spa, con una inversión mínima y el conocimiento adquirido por la experiencia.Zen Spa, inició operaciones el 19 de octubre del 2013 bajo la dirección de Raquel y dos amigas, con quien compartía la visión de crecer empresarialmente por medio de la instalación de una empresa que con su trabajo les permitiera sostener sus vidas.Una de sus amigas, dedicada a realizar peinados y maquillajes a domicilio y otra a poner uñas, ninguna con un establecimiento pero con ganas de unir esfuerzos para instalar una empresa. Ambas aceptaron la oferta que Raquel les propusó y comenzaron el negocio de la clínica de belleza.“Cada día hemos estado especializándonos con la ayuda de tecnología.

Cuando empezamos, todo lo que hacíamos era muy básico. En la colonia Minerva encontramos una casa y le hicimos adecuaciones. Iniciamos como un establecimiento pues era la primera vez que nos uníamos y fue como un proyecto, porque ni siquiera estamos legalmente como socias”.Tras aceptar y confiar en el sueño de Raquel, entre las tres le pusieron un nombre a la empresa que hoy es Zen Spa, conformado por una casa de dos pisos, donde ocupan dos recamaras para masajes y la planta baja para realizar los trabajos de manicure y maquillaje.“Fue de palabra, nos conocíamos. De hecho la chica de uñas es la que me hacía mis uñas, me gustó como lo hacía y le propuse asociarnos. Y la chica de maquillaje, la conocí tomando unos cursos, ella era la maestra y hablaban muy bien de ella. Y cuando se lo plantee, lo aceptó”.Con el paso del tiempo, al ver el crecimiento y la aceptación del negocio dentro del mercado local, surgió el interés por apostarle a un futuro empresarial encontrando una opción de asistencia como fue el Centro de Desarrollo de Empresas e Incubadora de Negocios para Emprendedores del Sur de Tamaulipas A.C. de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

“Nos empezó a gustar el proyecto, pensamos que tiene futuro, que puede llegar a ser nuestra forma de vida. En mi caso, lo inicié porque estuve iniciada a emprender por falta de empleo. Pero la verdad es que nos ha ido muy bien y creo que Zen Spa tiene mucho futuro”.En abril entró a la Incubadora de Negocios y descubrió que una empresa requiere de procedimientos, donde no solo es ver por ofrecer un servicio sino buscar la calidad de lo que oferta y generar controles.“Vale la pena desarrollarlo de manera formal con un modelo de negocio, bien y en forma. Ahorita ya tenemos nuestros procedimientos de servicio, que posiblemente resulta algo muy obvio pero no lo es porque los empleados deben conocerlos bien para determinar la satisfacción del cliente”.En su corto tiempo dentro del mercado han logrado generar un promedio de siete empleos, 2 en masajes, 2 en uñas y 3 en maquillaje.Raquel Rodríguez continuará asistiendo a la Incubadora de Negocios hasta graduarse conociendo su mercado y delimitándolo, llegando a todo aquel que requiere de sus servicios, buscando elementos como la publicidad que le permitan crecer y ser la empresa fuerte con la que las tres emprendedoras socias sueñan. “Nuestro objetivo es ser una empresa que satisfaga necesidades de bienestar, porque no solo va con estética sino con salud y complementar todo el proceso de belleza”, concluyó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.