• Regístrate
Estás leyendo: El mercado del disco se resiste ante la era digital
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 11:19 Hoy

El mercado del disco se resiste ante la era digital

La industria disquera no solo ha enfrentado la decadencia del negocio, sino también ha tenido que enfrentar dos grandes retos: la piratería y, ahora, las descargas online.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

Con la llegada de la era digital, los menos optimistas presagiaban el fin de los medios de comunicación análogos: el periódico impreso, los libros y los discos.

Las ventas de la música en formato físico, ya sea en disco compacto o casete, frente a las descargas digitales ha disminuido drásticamente, situación que se ve reflejada en establecimientos del centro de Monterrey.

MILENIO Monterrey entrevistó a comerciantes de este género, quienes han sido testigos de la decadencia del negocio en la venta del disco que, sin embargo, da algunos atisbos de su regreso.

Música y ciudad

Con más de 30 años en el negocio de la música, Álvaro Colín Sánchez relata cómo la industria disquera ha tenido que enfrentar dos grandes retos: la piratería y, ahora, las descargas digitales.

“Le llamamos la época de oro del disco, cuando todo era legal. Llegó la piratería y fue minando esto, perjudicando a las tiendas y a las empresas. Y luego llegó lo digital”, explica a un costado de una pila de discos de Ramón Ayala y The Rollings Stones.

Empezó hace 30 años con su establecimiento Disco Cintas, sobre la calle Juárez, y después se cambió a la Calzada Madero, ahora llamado Dis-Colín. El negocio ahora abarca unos cuantos metros, donde vende discos compactos, casetes y algunos acetatos, de diferentes géneros musicales.

La Encuesta Nacional de hábitos, prácticas y consumo culturales, elaborada por el desaparecido Conaculta en 2010, refiere que el 64 por ciento de los entrevistados acostumbra comprar música en la calle, tianguis y en ambulantes.

Sin embargo, información de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de Información en los Hogares del 2015, señala que solo un 22 por ciento ha comprado música o videos por internet.

Y si hablamos de los discos de acetatos o discos viniles, la situación era más drástica. Hasta hace unos cinco años que se pusieron de moda de nueva cuenta.

“Hace 10 años nadie quería un vinil, venían y me los vendían aquí, pero ¿cómo los compraba, si no iba vender?. Llegué a pensar que esto se iba a acabar”, refiere Jorge Solís Hernández, quien desde 1993 mantiene el negocio Discos Viniles LP’s.

Resurgimiento del vinilo

Por nostalgia y cuestión de mercado, la industria discográfica ha encontrado un punto de venta resucitando a los discos de acetato. Ya sean de 7, 10 o 12 pulgadas, hoy en día agrupaciones musicales actuales producen su material en este formato.

Pese a su resurgimiento, el disco de acetato o vinilo se ha vuelto un objeto caro, pues sus precios oscilan entre los 600 hasta los 2 mil pesos. A esto hay que sumar el precio de una tornamesa, que varían entre los mil 500 hasta los 5 mil pesos, dependiendo el modelo y establecimiento.

“Sí viene mucho coleccionista y mucho fan por el vinil. La única desventaja que le veo es que subieron mucho los precios, tanto como proveedor como para el cliente”, afirma Reyes Amaro, promotor y gerente del establecimiento Dark Vission.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.