• Regístrate
Estás leyendo: El humano, el principal peligro para las tortugas en Cihuatlán  
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 23:20 Hoy

El humano, el principal peligro para las tortugas en Cihuatlán  

Ocho personas hacen recorridos de vigilancia en playas de Costalegre para impedir la captura de huevos y muerte de estos animales.

Publicidad
Publicidad

La falta de vigilancia y el interés por comercializar los huevos de tortuga hicieron de la Costalegre de Jalisco una zona fácil para quienes gustan hacer negocios con esta especie. Esta situación provocó que pocas tortugas nacieran en la zona y cada año llegaran menos de estos animales a anidar sus huevos.

Por lo tanto, a la fecha el depredador más peligroso para las tortugas y para sus huevos es el humano, ya que es el hombre quien mata a este reptil para obtener el producto y comercializarlo en el mercado negro a tres o cuatro pesos cada huevo.

Ante tal problemática, hace diez años fue formado el grupo de Protección a las Tortugas Marinas que realiza labores de vigilancia en la zona, ahuyenta a los depredadores humanos y protege los huevos de estos reptiles. Este grupo vigila las playas de las comunidades de Barra de Navidad, Melaque y San Patricio, en el municipio de Cihuatlán, Jalisco.

“Teníamos ya la situación de que aquí ya no teníamos tortugas, en la temporada era raro que saliera alguna (…) principalmente por nosotros los humanos y además de otros depredadores como los pájaros, los cangrejos, el pez, las gaviotas pero principalmente el hombre”, cuenta el integrante del Programa de Protección a la Tortuga Marina, José Luis Herrera Díaz.

Son en total ocho hombres los que se turnan todas las noches para realizar labores de vigilancia a la orilla de la playa. Ante la luz que genera la luna, el sonido de las olas altas y fuertes que se registran en la zona y alguna luz que sale de algún hotel, los hombres caminan a solas por el mar para realizar una vigilancia.

Su equipo de trabajo es limitado. Cuentan con una lámpara para alumbrar su camino pero también para hacer señales mediante la luz a sus compañeros. Con esto dan aviso si encontraron una tortuga que pone huevos o si está en peligro. Además, llevan un palo que les puede ayudar ante alguna situación de riesgo y un gafete que les entregó el Ayuntamiento de Cihuatlán que les permite hacer la vigilancia.

“Te puedes encontrar con alguien que tenga armas y por no entregarles el huevo y la tortuga te puede dar un golpe o disparar (…) son gente de aquí mismo. Ellos esperan a que pase uno y ya bajan y si sale una la matan o se la llevan y le sacan los huevos. Hay veces que nomás las abren, le sacan los huevos y las dejan desangrando”, detalló el cuidador.

Quienes se dedican a proteger a las tortugas en la Costa no son remunerados, ya que al concluir la vigilancia deben ir a su trabajo para poder sostener a su familia. Aún así, se dicen satisfechos de dicha labor.

La temporada en la que las tortugas salen del mar para anidar sus huevos es a partir de junio y se prolonga hasta enero próximo. Las especies que llegan a esta región son la golfina, en peligro de extinción; la laud, que llega a pesar 800 kilos, y la negra. Durante ese tiempo se realizan las labores de vigilancia. Al hallar a una tortuga que pone huevos se debe respetar todo el proceso natural.

“Cuando sale la tortuga del agua hasta que termina de tapar sus huevos pasan 45 minutos (…) ella hace su hoyo, tiene bien calculado lo que es la profundidad que lleva, que son 40 centímetros y pues ella tapa, apelmaza, borra el rastro, es una cosa muy bonita”, platica José Luis Herrera.

Luego de concluir el proceso mencionado, los vigilantes toman los huevos, hacen un registro y colocan los productos en un nido en el que puedan estar seguros. El nacimiento se da en un periodo de 45 días y posteriormente se deja libres a las pequeñas tortugas. Cada ejemplar llega a poner hasta 120 huevos.

El vivero que se tenía anteriormente fue destruido con el paso del Huracán Patricia en octubre de 2015, por lo que ahora los integrantes de Protección a las Tortugas Marinas buscan un nuevo espacio para un vivero y piden el apoyo para comprar una cuatrimoto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.