• Regístrate
Estás leyendo: “El gusto por la vida es más importante que el miedo”
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 06:18 Hoy

“El gusto por la vida es más importante que el miedo”

Ángeles Mastretta consideró que es importante pensar en valores como la alegría y no sólo tener presentes las quejas y los miedos.

Publicidad
Publicidad

Los recursos de la infancia y la juventud que llegan a la memoria son las voces que toma la escritora mexicana Ángeles Mastretta, en El viento de las horas (ed. Seix Barral).

Pero además de recordar escenarios y voces que ya han pasado, la también autora de Arráncame la vida, que le valió ediciones en otros países, se refiere al libro como una celebración a la vida en momentos en que la violencia y el encono están presentes en el diario acontecer del país.

Mastretta (Puebla, 1949) presentará El viento de las horas el domingo 13 de marzo como parte de las actividades de la Feria Universitaria del Libro UANLeer, a realizarse en Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

En El viento de las horas nos cuentan momentos gratos de los que tiene recuerdo.

"Claro, pasan cosas distintas. Este libro es pariente de un libro anterior que se llama La emoción de las cosas, el cual escribí a partir de que mi mamá se murió, entonces quedas en la primera fila cuando esas cosas suceden.

"Entonces te quedas sin quien afianzarte arriba, lo único que queda es la memoria y de eso te sostienes".

Existe una cultura, o existía, un hábito de hablar o comunicarse con los antepasados, ¿lo recreas de alguna manera en la novela?

"Sí, llegas a un momento en que tienes a tantos seres queridos vivos como muertos y no puedes vivir sin esos muertos, sin su memoria, sin sus ideas o sin su alegría. Entonces lo convocas, no por un sentido mágico o religioso, sino de vivir diario".

En la novela los recuerdos que narra ofrecen una lectura alegre, liviana, ¿esto se logra de una madurez como escritora o quizás su formación en periodismo?

"Son un poco las dos cosas. En la madurez y el tiempo, pasando por encima de lo que uno escribe, hace que uno sepa que no es necesario ser solemne para contar algo importante, que no son necesarios los adjetivos grandilocuentes o complicados, sino los adecuados, que tú no debes buscar palabrotas sino palabras precisas. Eso lo encuentras con la edad y con el periodismo".

Después de lo que ha vivido el país, ¿será momento también de voltear a ver puntos de luz o positivos de esta realidad?

"Creo que cada vez debemos empeñarnos más en buscar lo mejor de nosotros mismos. De buscarlo en nosotros y en los demás.

"Mira, así como hay violencia y encono, deberíamos de proponernos a fomentar eso e incluso a exagerar la otra parte. Debemos ayudarnos más, ser más generosos, se oye como discurso de presbítero en la luna, pero creo que debemos pensar que valores como la alegría o el gusto por la vida son importantes, no sólo la queja y el miedo".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.