• Regístrate
Estás leyendo: "El gobierno quiere hacer empresarios a productores"
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 00:49 Hoy

"El gobierno quiere hacer empresarios a productores"

El encargado de Desarrollo Rural en San Pedro, José Rogelio Gámez, aseguró que por cuestiones administrativas mal manejadas, el rastro se fue a la "quiebra", con una deuda superior a los 6mdp.

Publicidad
Publicidad

José Rogelio Gámez Sánchez, encargado de Desarrollo Rural en San Pedro, informó que al entrar en funciones la actual administración ya estaban en pláticas con Bachoco los caprinocultores sampetrinos.

Narró que el rastro operó de manera continua un año, luego las cuestiones administrativas dieron al "traste" con la organización de caprinocultores.

Las recomendaciones que le ha dado el departamento de Desarrollo Rural a las personas encargadas del rastro es que contraten personas calificadas para cada área, sea administrativa u operativa.

"El problema radica en que el gobierno equivocadamente quiere hacer empresarios a los caprinocultores, sin previa capacitación, al recibir dinero se sienten empresarios y piensan sabérselas todas".

El encargado de Desarrollo Rural en San Pedro denunció que no hay un control administrativo, ni de personal, menos financiero, por eso es inoperante el rastro de San Pedro.[OBJECT]

Por eso están en la cartera vencida de Financiera Rural, se les otorgó 6 millones de pesos pero había que cumplir con pagos en tiempo y forma, mismos que no se cubrieron por parte de la Unión de Carpinocultores de La Laguna.

Los caprinocultores pedían una reestructuración de la deuda, se hizo y se inconformaron, ellos no quieren tomar en cuenta que pasó el tiempo y los intereses crecieron aunados a los intereses moratorios, la reestructuración se hace con la deuda total.

Para Gámez Sánchez, la solución más viable es que intervenga una instancia gubernamental para hacer una reestructuración que esté al alcance de los mismos productores, pero debe existir el compromiso de pago.

El funcionario dijo que urge una actualización del padrón de los caprinocultores que están activos en esa sociedad, porque se sabe que muchos ya no quieren pertenecer a esta agrupación por la falta de información y transparencia al interior.

Reconoció que uno de los grandes males en entre los productores caprinos son los "coyotes", estos prestan dinero a los productores durante al año y se los toman a cuenta cuando compran animales, los tienen bien "amarrados".

El funcionario descartó que se esté planeando rescatar el rastro por parte del Ayuntamiento, ya que no ha habido un acercamiento por parte de los caprinocultores a la alcaldía en ese aspecto, sólo han solicitado apoyos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.